All Power to the People, 1969
Obra de Emory Douglas para un © 2012 Emory Douglas / Artists Rights Society (ARS), New York

Extra! Extra! Read all about it! Artists manipulate the newspaper! (¡Extra, extra! ¡Lea todo sobre el asunto! ¡Los artistas manipulan el periódico!). Con este lema, digno de ser voceado por los desaparecidos vendedores callejeros de diarios, se vende la exposición Shock of the News (El impacto de las noticias), una ambiciosa e interesante antología sobre la íntima relación que han mantenido, durante los últimos cien años, los periódicos y los artistas.

La muestra temática, que organiza la National Gallery of Art de Washington (EE UU), presenta más de sesenta obras de, entre otros, Marinetti, Picasso, Georges Braque, Man Ray, Hannah Höch, John Heartfield, Kurt Schwitters, Robert Rauschenberg, Jasper Johns, Dieter Roth, Laurie Anderson, Sarah Charlesworth, Adrian Piper y Robert Gober.

Artistas de todos los movimientos

En cartel hasta el 27 de enero y de entrada gratuita, Shock of the News demuestra, según la certera explicación de los promotores, como "los artistas más importantes de casi todos los movimientos" del último siglo han "imitado, desactivado, intervenido, socavado, conmemorado y reinterpretado" a los periódicos, tanto al usar sus páginas impresas como soporte como al referirse a sus contenidos e influencia.

Los artistas han transformado en obras de arte el papel desechable de los periódicos "Creadores con objetivos muy diferentes han transformado en obras de arte el papel desechable de los diarios en obras de arte", afirma Earl A. Powell, director de la pinacoteca pública de la capital estadounidense. La exposición quiere aprovechar esta variedad para presentar un "estudio sistemático de la prensa en el arte moderno y contemporáneo".

Los futuristas en 'Le Figaro'

Organizada cronológicamente, Shock of the News abarca el siglo que va de 1909 hasta 2009. El movimiento de salida del recorrido es el 20 de febrero de 1909, cuando el Manifiesto Futurista de Marinetti ("la pintura y el arte ha magnificado hasta hoy la inmovilidad del pensamiento, el éxtasis y el sueño, nosotros queremos exaltar el movimiento agresivo, el insomnio febril, la carrera, el salto mortal, la bofetada y el puñetazo") fue publicado por el diario Le Figaro.

Los diarios son una caja de sorpresas tipográficas Poco después, en 1912, Picasso añade una plana de diario a su cuadro-collage Guitarra, partituras y copa de vino, que pasa por ser la primera obra de arte moderno que usa conscientemente un periódico y el inicio de un creciente interés de los creadores visuales por el poder iconográfico de la prensa, que comenzó a ser usada como "caja de sorpresas tipográficas", "fuente de lenguaje e imágenes" y material de acceso fácil para ejercer la crítica política o social.

Crítica directa

Los dadaístas, surrealistas y cubistas fueron clientes habituales del quiosco creativo que ofrecían los diarios. La exposición muestra un bodegón del español Juan Gris, una obra militante del futurista Carlo Carrà y uno de los primeros collages dadaístas de Man Ray. Con intención crítica más directa, de John Heartfield pueden verse el fotomontaje de un hombre con la cabeza envuelta en las páginas de Vorwärts, diario oficial del Partido Social Demócrata. En negrita, el artista deja clara su opinión: "El que lee periódicos burgueses queda ciego y sordo".

Hans Richter, con Stalingrado (Victoria en el Este), donde incorpora artículos de noticias reales para trazar la batalla de Stalingrado, y Jean Dubuffet, representan a los artistas comprometidos de la generación posterior a la II Guerra Mundial. A partir de entonces, los periódicos entran de lleno en el temario artístico, con experimentos como los de Sarah Charlesworth, que elimina titulares, títulos y artículos, Charlesworth para probar visualmente las diferentes imágenes que los periódicos pueden construir a partir de un mismo acontecimiento, o John Cage y sus impresiones de diarios ardiendo.