La Comisión Territorial de Patrimonio Cultural de León ha autorizado este jueves el proyecto de restauración de los cortavientos de madera de la fachada occidental de la Catedral de León. Los cortavientos que serán objeto de la restauración son unas estructuras de cierre de madera, tipo cabina, que protegen las entradas al templo a ambos lados de la portada de la Virgen Blanca.

En concreto, el cortavientos situado en la puerta de San Juan data de 1899 y fue construido con motivo de la reinauguración de la Seo. En cuanto al ejemplar de la puerta de San Francisco, los técnicos han valorado que por la labor de carpintería podría fecharse en el siglo XVIII, según informa la Junta en un comunicado recogido por Europa Press.

En ambos casos, la estructuras de madera presentan "ataque de xilófagos y acumulaciones de suciedad grasa", junto a intervenciones puntuales de barnizado y tinción. Este proyecto tiene un coste total de 32.000 euros.

Asimismo, la comisión ha autorizado la colocación de un crucero en el exterior de la iglesia de Santa María de Cacabelos, a modo de señalización tanto del centro de culto como del Camino de Santiago. El crucero contará con una plataforma "de tres gradas en hormigón abujardado in situ". Sobre ella se situará un crucero de fuste recto, sin pedestal ni capitel y de cruz simple, realizado en granito.

En materia arqueológica, la Junta ha autorizado la realización de una prospección arqueológica intensiva para la redacción del plan parcial del sector SUD-15 de Ponferrada, en unos terrenos situados en el barrio de Cuatro Vientos, a tres kilómetros al oeste del centro urbano.

En el mismo término municipal, se han autorizado los trabajos de prospección arqueológica en la zona directamente afectada por el 'Plan Especial de Ordenación de la Estación de Montaña del Morredero' con el fin de realizar una estimación de la incidencia que el proyecto pueda tener sobre el patrimonio arqueológico.

Consulta aquí más noticias de León.