El portavoz del Grupo Socialista en la Diputación de Toledo, Álvaro Gutiérrez, ha pedido al Gobierno regional que ceda "gratuitamente" los dos inmuebles —la antigua Delegación Provincial de Sanidad, situada en la Subida de La Granja, 6, y el inmueble situado en la calle Alamillos del Tránsito, 6 —, que la institución provincial ha comprado al Gobierno regional por 5,2 millones de euros, y que quedó aprobado en el pleno la pasada semana.

Gutiérrez ha pedido en rueda de prensa que el Gobierno regional dé "el mismo trato" a la Diputación de Toledo "y que le ceda estos dos edificios", de la misma manera que la Junta tiene cedido gratuitamente el edificio del Nuncio, propiedad de la institución provincial y que sirve de sede a la Consejería de Hacienda.

En este sentido, ha pedido a Tizón que exija a Cospedal "el mismo trato" que a ella le está dando la Diputación y ha precisado que "si la Diputación de Toledo necesita imperiosamente más espacio, que el Gobierno de Castilla-La Mancha le ceda este edificio en lugar de venderle otros dos para reducir la deuda que tiene con la Diputación".

"Si no puede ser, que Cospedal nos devuelva el edificio del Nuncio, o que la Consejería de Hacienda cambie su sede a la antigua delegación de Sanidad y que la Diputación lleve sus trabajadores al Nuncio", ha aseverado.

Gutiérrez ha manifestado que a "Tizón le va a ser muy difícil explicar a los ciudadanos" que su Gobierno se gaste 5,2 millones de euros en "comprar edificios innecesarios" cuando los ayuntamientos están asfixiados y al borde de no poder seguir manteniendo los servicios sociales básicos".

Por este motivo, ha pedido a Tizón que con este dinero "ponga en marcha planes de empleo con los que podría dar trabajo durante varios meses a 2.000 parados en la provincia de Toledo", así como "a mantener los más de 300 puestos de trabajado del Hospital Provincial que va a suprimir".

Consulta aquí más noticias de Toledo.