Extremoduro
La banda Extremoduro, en una imagen promocional. En Vivo Fest

El En Vivo comienza este jueves su tercera edición sin perder de vista el cielo. "Habrá algunas lluvias, pero pasajeras", aventura el responsable de prensa del festival, Ibai Villapún, antes de recordar los puntos fuertes de una cita que en 2011 llegó a reunir a más de 200.000 personas en Getafe (Madrid). Ahora estrena ubicación en la localidad madrileña de Rivas Vaciamadrid, en el Recinto Miguel Ríos. Extremoduro, Los Suaves, Bad Religion, Boikot, Sôber o Violadores del Verso, entre otros, capitanean el cartel.

En época de crisis, ¿vuelve a funcionar el rock y el calimotxo?
Al menos, siguen haciéndolo. El nacimiento del En Vivo en 2010 coincidió con las crisis y desde entonces el panorama se ha recrudecido. El precio del festival es relativamente barato y ha permitido que gente sin un gran poder adquisitivo pueda comprar la entrada. Sin embargo, el formato del En Vivo no es fruto de la situación económica ni lo hemos inventado nosotros: otras citas como el Viñarock ya lo habían puesto en práctica durante años con buenos resultados. En la Comunidad de Madrid no había algo así y lo organizamos.

¿Qué caracteriza al En Vivo frente a otras citas festivaleras?
Siempre tratamos de incluir algún grupo internacional (este jueves actúa Soulfly; el viernes, Bad Religion) y en esta edición habrá un escenario específico de hip hop, al que se puede acceder con una entrada más barata que la general. Pero la oferta va mucho más allá del rap y el rock urbano: hay metal, hardcore,  reggae y dancehall, flamenco fusión... una amalgama musical.

¿Cómo se hace para juntar tantos estilos sin que el cartel chirríe?
En realidad, aunque cada artista tenga una forma de expresar la música, todos los que componen el programa comparten una actitud, una concienciación respecto a la sociedad. Eso les une y une a su público.

A algunos de los artistas les separan varias generaciones. ¿Entre los asistentes también hay esas diferencias?
Hay una franja de edades diversa, pero predomina el público joven. Al margen de los artistas, el precio -47 euros por tres días-, invita a los más jóvenes al festival.

¿Cuántas personas esperan?
El recinto del auditorio Miguel Ríos en Rivas Vaciamadrid tiene un aforo de 55.000 personas.  Teniendo en cuenta los antecedentes del En Vivo, que en 2011 logró reunir a más de 200.000 personas en el Getafe Open Air, somos optimistas y esperamos acercarnos a la venta total de entradas.

¿Qué harán los dedos en este festival: estarán tecleando en Twitter o mezclando tabaco?
Supongo que habrá de todo: lo de Twitter ya es inevitable, las redes sociales están en nuestros bolsillos y nos acompañan a todos los lados. Estoy seguro de que formarán parte del festival. Y de lo otro, seguro que también habrá.

¿Cuáles son las bazas del cartel en esta edición?
Aparte de las bandas internacionales,  contar con Extremoduro, una formación que no se prodiga en exceso y que realizó su última gira hace cuatro años, es muy especial. Ha sido el gran reclamo del En Vivo y el principal responsable de la venta de entradas. En esto, han cumplido con creces.

* El Festival En Vivo se celebrará los días 27, 28 y 29 de septiembre en el Recinto Miguel Ríos de Rivas Vaciamadrid (Madrid). Contará con las actuaciones de Extremoduro, El Drogas, Berri Txarrak, Bad Religion, Ojos de Brujo, Def con Dos, Obús, Violadores del Verso, SFDK, La Excepción, Shotta, Soulfly, Celtas Cortos, Macaco, Sôber, Kiko Veneno, Chambao, Rosendo, Soulfly, Los Suaves, Mojinos Escozios, duo Kie, Falsalarma, Nach, etc. Entradas: bono 3 días, con derecho a acampada, 47 euros. Más información: página oficial.

¿No sabes cómo ir al festival? Comparte coche.

¿Qué tiempo hará en el festival? Consulta el parte.