Más de 25.000 andaluces piden en Madrid un giro en la política del Gobierno y referéndum sobre los recortes

Valderas, Cornejo y los líderes sindicales participan en una concentración que reúne a cientos de miles de personas, según la organización
Cabecera andaluza en Madrid el 15-S
Cabecera andaluza en Madrid el 15-S
EUROPA PRESS

Más de 25.000 ciudadanos andaluces han participado este sábado en la multitudinaria manifestación convocada por la Cumbre Social para pedir al gobierno que dé un giro en su política y convoque un referéndum sobre los recortes que está aplicando.

La columna andaluza, junto a la extremeña y la venida de Castilla La Mancha, ha avanzado de la madrileña plaza de Neptuno hacia la plaza de Colón por el eje central del Paseo del Prado en un ambiente festivo y entre gritos de 'Que no, que no, que no nos representan', 'Rajoy, dimite, el pueblo no te admite', 'La reforma laboral, terrorismo laboral' o 'Esto se mueve, una huelga, una huelga'.

La marcha procedente de Andalucía ha contado con dos cabeceras principales, la de los sindicatos CCOO-A y UGT-A y la de IULV-CA, al frente de la que han estado los líderes sindicales y el coordinador general de la federación de izquierdas en Andalucía, Diego Valderas, y la responsable de política institucional, Elena Cortés, así como el secretario de Organización del PSOE-A, Juan Cornejo.

En total han sido cuatro columnas de manifestantes procedentes de todas las comunidades autónomas y seis 'mareas' de trabajadores de la función pública, la educación, la sanidad o los servicios sociales, que han abarrotado la almendra central madrileña bajo el lema 'Vamos! quieren arruinar el país. ¡Hay que impedirlo!'.

En declaraciones a Europa Press el responsable de IULV-CA y vicepresidente del Gobierno andaluz, Diego Valderas, ha resumido el sentir de los miles de manifestantes andaluces concentrados: "Se manifiestan primero en defensa de su tierra, de sus derechos y, sobre todo, en defensa de ese futuro que está tan duro y tan complicado como consecuencia de la política suicida que los neoliberales y el gobierno del PP están planteando".

"No estamos dispuestos a que la política sea tan injusta y tan insolidaria entre los territorios y como no también entre los hombres y mujeres de nuestro país, especialmente entre una clase trabajadora que está siendo tan injustamente golpeada como consecuencia de esa política", ha señalado Valderas, flanqueado por la responsable de política institucional y consejera, Elena Cortés, y secretario general del PCA y senador, José Manuel Mariscal.

Valderas también ha hecho mención a que este es "el inicio de un camino de batallas, de propuestas y de alternativas". "Este foro social, va a ganar esa batalla, porque está cargada de razones y de fundamentos frente a la insolvencia de un gobierno cuya única respuesta es seguir recortando a los más débiles", ha advertido.

Asfixia y discriminación a andalucía

Además, los participantes han coincidido en señalar que Andalucía sufre una especial "discriminación" por parte del Gobierno del PP. "Una discriminación económico- financiera que persigue asfixiar a un territorio que precisa de tanta solidaridad", ha dicho Valderas, con quien ha coincidido el responsable de CCOO-A, Francisco Carbonero, que ha subrayado que la concentración supone la "respuesta ciudadana a la extorsión del PP a que se hagan políticas diferentes, como la que se hace desde Andalucía". Éste ha defendido que los andaluces concentrados este sábado en Madrid tienen una "sensibilidad especial para pelear contra el desempleo y la eliminación de los derechos sociales".

"Queremos además defender la democracia porque el Gobierno vive de espaldas a las instituciones y al consenso constitucional y acude a Europa pero no va al parlamento ni se sienta con los sindicatos ni con las asociaciones de la sociedad civil", ha lamentado Carbonero.

También el secretario de Organización de los socialistas andaluces, Juan Cornejo, ha resaltado que la ciudadanía "no transige el recorte en derechos sociales y protección a los desempleados" que está poniendo en marcha el Gobierno de Mariano Rajoy que, según ha añadido, "nos quiere llevar a la asfixia".

Por su parte, el presidente del CSIF-A, José Luis Heredia, ha calificado la presencia andaluza en la marcha de "magnífica", así como ha resaltado que los empleados públicos, respaldados por su sindicato, han sido los "protagonistas" en la plaza de Colón. Además, en declaraciones a Europa Press, el representante sindical ha asegurado que las críticas de los andaluces pasaban desde la reforma laboral al gasto, a su juicio, "innecesario" que el Gobierno hace en "aeropuertos peatonales o embajadas de comunidades en el extranjero", unos gastos que "podrían ayudar en el balance de las cuentas andaluzas".

La marcha concentró a cientos de miles de ciudadanos, según los organizadores, muchos de ellos con camisetas de colores correspondientes a diferentes colectivos, entre ellos muchos en defensa de la Educación y la Sanidad públicas, que portaron banderas de las distintas comunidades autónomas y globos. Además, entre las banderas se han dejado ver, como en las anteriores manifestaciones, telas republicanas, así como estandartes pertenecientes a la 'marea' violeta' de las asociaciones de mujeres, pidiendo la libertad para abortar.

La subida del IVA, el paro, la amnistía fiscal, las ayuda a la banca o las reclamaciones del sector de la minería, también han estado presentes entre las pancartas y mensajes lanzados por los ciudadanos congregados ante el escenario de Colón.

Huelga general

A mediodía, en el escenario de la plaza de Colón, punto en el que se reunieron todas las columnas que salieron desde diferentes puntos del centro de Madrid, los líderes de UGT y CCOO, Cándido Méndez e Ignacio Fernández Toxo, han vuelto a plantear la posibilidad de convocar una nueva huelga general.

"La llave de la huelga general la tiene el presidente del Gobierno", dijeron Toxo y Méndez, para añadir que "esta claro que si hay huelga, que a lo mejor es el desenlace inevitable, la fecha no la va a poner Rajoy".

Méndez subrayó que el seguimiento de esta convocatoria se debe a que "hay mucha gente que no se quiere resignar, que está hasta la coronilla. Nunca con tanta soberbia, con tantas malas artes, se había hecho tanto daño a la inmensa mayoría de la sociedad, porque sólo se protege a las élites económicas y financieras", ha criticado, acusando al Gobierno de comportarse con "arrogancia y prepotencia" en España y con "sumisión y servilismo" en Europa.

En la misma línea, Ignacio Fernández Toxo ha esperado que Rajoy aproveche las fotos y vídeos de la manifestación para ver "imágenes de la realidad" que dice desconocía y, aunque ha rechazado entrar en una guerra de cifras sobre los asistentes, ha asegurado que "hay tantísima gente como en cualquier otro momento" en que se ha dicho que Colón albergaba hasta dos millones de manifestantes.

Antes de que los representantes de la Cumbre Social subieran al escenario para dirigirse a los ciudadanos, sonaron canciones protesta como 'Nos moverán' o 'La muralla' e himnos republicanos y tuvo lugar la actuación de Guillermo Radio y Su Grupo, que se encargó de hacer entrar en calor a la ya abarrotada Plaza de Colón. Posteriormente, un cantautor ha conseguido que todos los concentrados corearan un sonoro 'que se jodan' al mencionar a los políticos, los Borbones o la diputada 'popular' Andrea Fabra.

Como en ocasiones, los bomberos han sido unos de los protagonistas de la concentración ya que durante los discursos de los representantes sindicales se han enfrentado con los responsables de seguridad al intentar cruzar el cerco establecido ante el escenario y finalmente han logrado llegar hasta él para depositar un ataúd en el que habían colocado un muñeco vestido de bombero con la cara del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. Además, los bomberos han lanzado petardos y han hecho sonar bocinas entre una multitud que les ha aplaudido.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento