Vista de Quijorna, municipio en el que Plarquin desarrolla 10.000 viviendas
Obras en Quijorna (Madrid), donde una empresa vinculada a Enrique Porto fue la adjudicataria de varios proyectos. Archivo

El director general de Urbanismo y Planificación Regional de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Comunidad de Madrid, Enrique Porto Rey, ha presentado su dimisión por motivos personales "para defenderse con total libertad y proteger su honorabilidad".

Ahora se ha sabido que, entre otras supuestas irregularidades, el máximo responsable del urbanismo en Madrid cobraba 6000 euros dela constructora Plarquin, empresa para la que trabajó, en concepto de alquiler de sede, según informa la Cadena Ser.

Porto ha tomado esta decisión al considerar que "las falsas denuncias y presiones sobre su quehacer profesional

  Porto tomó el lunes esta decisión, que ha sido aceptada por el consejero Mariano Zabía, al considerar que "las falsas denuncias y presiones sobre su quehacer profesional no deben perjudicar la buena gestión y la transparencia que caracterizan a la Administración regional", según informan fuentes del Gobierno regional.

La situación en la que Porto se ha visto inmerso en las últimas semanas "está afectando, no sólo a su buen hacer y prestigio profesionales sino a su vida personal y familiar", según las mismas fuentes.

La oposición pide explicaciones

PSOE e Izquierda Unida exigieron ayer responsabilidades a Esperanza Aguirre y al consejero de Medio Ambiente, Mariano Zabía, por el urbanismo de Madrid y ligaron la dimisión de Porto Rey a la publicidad de varios escándalos urbanísticos. Ecologistas en Acción exigió ayer que la Comunidad "revise todos los informes medioambientales ligados a municipios cuyo planeamiento sea de la consultora Plarquin".

Ángeles Nieto, de Ecologistas, recordó que "eran de sobra conocidas sus vinculaciones al sector inmobiliario y éticamente no debía poder valorar los planes que él había empezado a redactar".

Los más polémicos planes de Plarquin

Moralzarzal: La Comunidad denegó la recalificación de Los Praderones. Lo han vuelto a pedir para construir 1.000 viviendas.

Guadarrama: Medio Ambiente denegó permiso para 1.500 viviendas y ahora piden 3.000.

Quijorna: Encargó el plan a Plarquin por vía urgente. Quieren pasar de 2.300 a 30.000 habitantes.

Brunete: Uno de los más ambiciosos, con 20.000 viviendas junto a la M-501.

Colmenar de Oreja: En Valdeguerra, al lado del casino de Aranjuez, pide construir 10.000 casas.

San Lorenzo del Escorial: Casas en Monesterio, en Sierra de Guadarrama.

Villanueva de la Cañada: Según la Cadena Ser, Plarquin pagó a la arquitecta municipal para obtener este plan.

El Molar: En el SAU-21, bajo la huella sonora de Barajas, 4.500 pisos.

Y además: Aranjuez, Arganda, Moraleja de Enmedio, Navas del Rey...