El osito asesino
El osito asesino. AP

Un osito de peluche se vio implicado en el deceso de 2.500 truchas.

El peluche se cayó en una piscina del criadero de Milford del departamento de Pesca del estado de New Hampshire, en EEUU.

El juguete bloqueó así el flujo de oxígeno a la pisicina y ahogó a los peces.

El supervisor de los criaderos Robert Fawcett dijo que el osito, ataviado con un impermeable amarillo y un sombrerito, es el primer juguete que causa una tragedia tal en las instalaciones.

"Hemos tenido tuberías tapadas, pero generalmente con cosas más naturales, como una rana o rata", señaló.

"Pero esto era un osito de peluche y no sabemos cómo llegó allí", dijo.

Las muertes llevaron a Fawcett a publicar el siguiente escrito: "LA LIBERACIÓN DE OSITOS DE PELUCHE en los criaderos de peces ESTÁ PROHIBIDA", según el diario USA TODAY.

Aunque no se sabe quién lanzó al agua al revoltoso osito, urgió a todas aquellas personas cuyos ositos de peluche caigan en piscinas de criaderos de peces, que busquen a un trabajador de las instaaciones para que lo rescate: "Debes salvar a tu osito, y evitar que se convierta en asesino".