José María Aznar
Foto de archivo de José María Aznar en una entrevista televisiva.
Durante un programa de la Radio Televisión portuguesa (RTP, estatal), José María Aznar afirmó que "cualquier negociación con el terror es un gravísimo error", y negó que durante su gobierno hubiera negociaciones con ETA.

Acerca del proceso de paz con ETA, Aznar resaltó que "con el terror no se debe negociar nunca, hay que combatirles y derrotarles" y aseguró no haber negociado con ellos nunca y haber rechazado "tajantemente" varias ofertas de diálogo.

Mandé unos emisarios que me permitieron determinar, con una conversación, que los etarras no iban en serio

"No negocié una tregua porque no quise", añadió, tras decir que en 1997 los etarras declararon "una tregua unilateralmente" y él sólo mandó unos emisarios, con conocimiento público, que le permitieron determinar "con una conversación, que no iban en serio".

"La tregua actual la ha negociado el Gobierno y eso es un gravísimo error", subrayó.

"Hoy los terroristas y quienes les ayudan están más fuertes, más envalentonados, están volviendo a tomar la calle", aseguró.

El mundo áraba peca de "victimismo"

Aznar no se mostró arrepentido de su apoyo a Estados Unidos en la guerra de Irak, país que consideró en mejor situación que cuando estaba Sadam Husein.

Expresó su derecho a defender los valores occidentales "sin estar siempre pidiendo perdón"

En relación al radicalismo islámico descalificó "el doble rasero y el victimismo" con el que se mide a Occidente en el mundo árabe, y expresó su derecho a defender la democracia, la civilización y los valores occidentales "sin estar siempre pidiendo perdón".

También aprovechó las casi dos horas de entrevista para despacharse en contra de las reformas de los estatutos de autonomía y el aumento de la inmigración ilegal en España

Culpó al gobierno socialista de realizar un proceso de regularización inadecuado y luego pedir ayuda a Europa ante el "efecto de llamada" que ha provocado.

Aznar fue el principal entrevistado en un programa de RTP dedicado a España y las relaciones con Portugal, en el que intervinieron brevemente algunos políticos y empresarios locales.