Viviendas
Una nueva promoción de viviendas en la que puede visitarse el piso piloto. CH. LIZARRALDE

Sabemos que apenas se venden pisos y que por lo tanto apenas se construyen nuevas viviendas. La burbuja inmobiliaria se desinfla sin prisa pero sin pausa. Un dato del Ministerio de Fomento da una idea de qué ha pasado en estos últimos cinco años: la construcción de viviendas ha caído un 74% desde los máximos de 2007.

Del total de pisos terminados, el 98,5% corresponde a promotores privados En 2007, cuando la crisis aún no había asomado los orejas, se finalizaron 641.419 pisos. Desde entonces esta cifra ha bajado un 74%. De hecho, en los primeros cinco meses de 2012 solo se han terminado 48.876 viviendas.

Este dato supone una caída del 32,6% en comparación con el mismo periodo del 2011 (72.606). Del total de pisos terminados, el 98,5% (48.135) correspondieron a promotores privados y el 1,5% (741) a las administraciones públicas.

Las viviendas terminadas mantienen en 2012 la tendencia a la baja que marcó el ejercicio 2011, cuando se levantaron 167.914 pisos, un 34,7% menos que un año antes.

Los datos de 2012

Con respecto a los cinco primeros meses de 2011, la construcción de pisos de promotores privados bajó un 32,2%, y los de las administraciones públicas cayeron un 52,6%.

Entre la iniciativa privada, 28.988 correspondieron a sociedades mercantiles, con un descenso interanual del 42,1%; 13.801 a personas físicas y comunidades de propietarios (-11,2%), y 3.501 a cooperativas (+10,9%). Además, hay 1.845 visados de fin de obras de otro tipo de promotor privado.

Por otra parte, el valor de liquidación de la ejecución material de las obras se redujo un 21,3%, hasta los 6.156,3 millones de euros.

Los precios siguen cayendo

En este escenario, los pisos se siguen abaratando. El precio de la vivienda profundizó su caída en el segundo trimestre, al retroceder un 11,5%, frente al 9,2% del trimestre anterior.

Según el último informe de mercados inmobiliarios locales de Tinsa, en cinco años los precios han bajado casi un 40% en algunas regiones.