Ola de calor
Dos jóvenes combaten el calor refrescándose en una fuente. JORGE PARÍS

Las temperaturas veraniegas se dispararán en todo el territorio español a partir del martes con máximas el viernes que superarán los 40 grados, la segunda ola de calor que declara la Agencia Estatal de Meteorología en lo que va de estación.

Según la portavoz de la Aemet, Ana Casal, una borrasca profunda que afecta a parte del Atlántico frente a las costas portuguesas "succiona" aire caliente de zonas subtropicales y de África y lo desplaza sobre la península y Canarias.

A pesar de la remisión del calor experimentada entre el domingo y el lunes, por una vaguada en altura, según Casal, el calor se impone a partir de este martes desde el oeste de la península y hacia todo el territorio.

"Se declara un aviso especial por ola de calor en todo el territorio para que la población esté informada y tome medidas", ha indicado Casal tras precisar que el anuncio se hará el martes, cuando se espera que empiece la progresiva subida de temperaturas desde los 36/38 grados hasta los 42/44 del viernes, el día "pico" de este periodo de calor extremo.

El asunto es que no son puntos aislados. Es una ola de calor que afecta a toda EspañaLas zonas menos afectadas, ha añadido la experta, serán Galicia, Asturias y los sistemas montañosos, y las más afectadas, las cuencas de los ríos Tajo, Ebro, Guadiana y Guadalquivir, por ser puntos bajos de la orografía nacional.

El ascenso general del termómetro será rápido y descenderá "muy despacio", a partir del sábado, hasta el martes de la semana próxima, cuando se prevé que se estabilicen las temperaturas con el desplazamiento de la borrasca que origina este fenómeno hacia el noreste.

La ola de calor, explicó la Aemet, registra umbrales de temperaturas máximas inusuales en zonas geográficas concretas y, aunque propias de la estación, poco frecuentes.

En Zaragoza, apuntó Casal a modo de ejemplo, se esperan temperaturas de entre 42 y 44 grados, más de 40 en Sevilla y Madrid, y 36 y 38 grados en zonas de costa.

"El asunto es que no son puntos aislados. Es una ola de calor que afecta a toda España", aseguró la portavoz.

Sanidad pide a la población que extreme las medidas de precaución en el caso de los colectivos más vulnerables, como las personas mayores, los niños y los enfermos crónicos, y recomienda en general beber agua aunque no se sienta sed, evitar salir en la calle en las horas de mayor exposición al sol y no practicar deportes intensos en las horas centrales del día.