Un inversor en la Bolsa
Un inversor sigue la evolución de las cotizaciones en los monitores dispuestos para ello en el parqué madrileño. Leonardo Wen / EFE

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha decidido "prohibir de forma cautelar con efectos inmediatos" operaciones cortas o bajistas en mercados secundarios españoles, desde este lunes hasta el próximo 23 de octubre.

Las ventas a corto son apuestas bajistas sobre el valor de una acción. Son operaciones especulativas en las que el inversor pide prestados los títulos que piensa que van a bajar y los vende. Cuando caen los recompra más baratos para devolverlo, obteniendo como ganancia la diferencia entre el precio de venta y el de recompra posterior.

La CNMV ya prohibió estas posiciones entre agosto de 2011 y febrero de este año

En las ventas en corto al descubierto, el inversor ni siquiera alquila los títulos, lo que incrementa el riesgo de incumplimiento crediticio.

En un comunicado, el supervisor bursátil indica que ha tomado esta decisión al mismo tiempo que su homólogo italiano, debido a la situación de "extrema volatilidad que atraviesan los mercados de valores europeos, que podría perturbar su ordenado funcionamiento y afectar al normal desenvolvimiento de la actividad financiera".Sin embargo, la comisión nacional que controla el mercado de valores en Italia (Consob) ha restringido la prohibición a las acciones del sector bancario y de seguros.

La CNMV explica que en las actuales condiciones "resulta preciso revisar la operativa de los mercados de valores con el fin de asegurar el mantenimiento de la estabilidad financiera".

La CNMV ya prohibió las posiciones cortas entre agosto de 2011 y febrero de este año, de acuerdo con los supervisores bursátiles de Francia, Italia y Bélgica, aunque en aquella ocasión la prohibición afectaba sólo a los valores del sector financiero.

Apuestas bajistas contra la deuda pública

En febrero, la Unión Europea prohibió las apuestas bajistas contra la deuda pública, concretamente el uso de los seguros de impago de la deuda (CDS, por sus siglas en inglés) al descubierto.

Los líderes europeos han culpado a los seguros de impago de la deuda al descubierto de agravar la crisis de la eurozona por tratarse de apuestas bajistas contra la deuda pública de los Estados.

El reglamento daba a las autoridades nacionales poderes para prohibir temporalmente las ventas a corto de cualquier instrumento financiero. Las prohibiciones estarán coordinadas por la nueva Autoridad Bursátil Europea, que tendrá además una potestad limitada para restringir o prohibir temporalmente estas operaciones en situaciones de emergencia que amenacen la estabilidad financiera.

La prohibición de operar con posiciones cortas se puede prorrogar o levantar si la CNMV lo considerara necesario.

Tras la prohibición inicial aprobada el 11 de agosto de 2011, España decidió prorrogarla el 25 de ese mes y posteriormente el 28 de septiembre, del mismo modo que lo hicieron los supervisores bursátiles de Italia, Francia y Bélgica.

En febrero de este año, la CNMV, también de acuerdo con otras comisiones de mercados de valores, levantó la limitación una vez que había remitido la situación de extrema volatilidad, continua inestabilidad e incertidumbre en los mercados de valores europeos