El presidente de ERC, Josep-Lluis Carod-Rovira, ha puesto hoy como condición al partido que quiera su apoyo tras las elecciones autonómicas del 1 de noviembre que exija el traspaso a la Generalitat de la gestión del Aeroport de Barcelona, en El Prat.

La advertencia tenía un claro destinatario: el candidato socialista, José Montilla.

Madrid realiza el control político del aeropuerto con una mentalidad centralista, impropia de lo que pasa en Europa

Para los independentistas resulta insuficiente decir que se está a favor de que la Generalitat "participe" en la gestión del aeropuerto, tal y como han hecho los socialistas en los últimos días.

Carod-Rovira ha dicho que le "inquieta mucho" que PSOE y PP "voten juntos en contra de iniciativas que garantizan que la Generalitat asuma el papel que le corresponde".

El candidato republicana reiteró su preocupación de que "Madrid conserve el control político del aeropuerto desde una clara mentalidad centralista, impropia de lo que pasa en casi todos los paises europeos".

Críticas a Zapatero

Carod ha acusado a Zapatero de incumplir el nuevo Estatut en materia de inversiones
El presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, también ha sido objeto de las críticas de Carod-Rovira quien ha asegurado que Zapatero "no cumple la ley relativa a las inversiones que corresponden a Catalunya en aplicación del Estatut".

Según Carod, citando los cálculos de la Cambra de Comerç que cifran en 3.800 millones de euros la inversión del Estado en Catalunya, "el Gobierno no tiene ese mismo criterio".

El candidato de ERC se ha preguntado en este sentido "que ganancia material real consigue Catalunya con el nuevo sistema de financiación que contempla el Estatut" refiriéndose a "la cláusula que indica que la cuantificación del gasto público catalán la decide el Estado. Y eso es frustrante".