La "Escuela de Novios" creada por el sacerdote valenciano Enrique Orquín hace seis años para la formación al matrimonio ofrecerá desde este curso sus servicios también a través de internet, informaron fuentes del Arzobispado de Valencia.

La nueva iniciativa, que sustituye a los tradicionales cursillos prematrimoniales, está dirigida a "las parejas que viven en lugares distantes y que por ese motivo tienen dificultad para recibir preparación cristiana para su enlace y su vida matrimonial", según ha explicado el propio sacerdote.

Las parejas que viven en lugares distantes tienen dificultad para recibir preparación cristiana para su enlace

El nuevo servicio de la escuela incluirá tutorías "on-line" para plantear dudas a través del correo electrónico, así como acceso a los temarios y las clases teórico-prácticas de formación a través de internet.

La iniciativa de ofrecer un nuevo servicio de formación matrimonial a través de la red surgió a raíz de las peticiones recibidas por Orquín de varias parejas de novios cuyos integrantes "viven en lugares diferentes de España y sabían de la existencia en Valencia de la Escuela de Novios".

Actualmente, "muchas parejas se conocen a través de internet, así que nos ha parecido buena idea poner en marcha las ideas y solicitudes que nos han hecho llegar y utilizar también la red para ofrecer formación cristiana al matrimonio", ha comentado el sacerdote.

Por otra parte, la "Escuela de Novios" ha sido ya "incorporada" también a las diócesis de Mérida-Badajoz y de Mondoñedo-Ferrol, donde "varios responsables diocesanos de pastoral familiar están reproduciendo su estructura y actividades" tras haber pedido información y orientación al propio Orquín para ponerla en marcha en su modalidad presencial.

En Valencia, la escuela inicia en octubre su sexto curso consecutivo con clases que se impartirán los domingos de 19 a 21 horas en la localidad de San Antonio de Benagéber, así como convivencias y eucaristías.

Muchas parejas se conocen a través de Internet

Desde que se fundó hace seis años, un centenar de jóvenes han pasado por la escuela, sin que ninguno de los que se han casado se haya separado hasta la fecha, según ha precisado Orquín, que es también psicopedagogo familiar.

Entre los contenidos que se abordarán este curso, figuran la comunicación conyugal, los conflictos, la sexualidad y la paternidad responsable o la espiritualidad de la pareja.

Asimismo, abordarán "el diálogo con las culturas dominantes que afectan al concepto cristiano de matrimonio", que fue "uno de los temas en los que más incidió" el congreso teológico-pastoral del Encuentro Mundial de las Familias del pasado julio en Valencia.