El hotel Don Miguel de Marbella (Málaga) ha sido comprado este jueves por Magnahotel and Resort y Marbella Leisureland Investment. Tras ocho años de lucha y pleitos, los 80 trabajadores del establecimiento hotelero, todavía vinculados a la empresa, han llegado a un acuerdo para que se les paguen sus indemnizaciones y parte de los salarios de tramitación.

En concreto, ha sido posible porque un grupo de inversores de capital árabe ha comprado la finca y el inmueble, donde está ubicado el hotel, con la idea de llevar a cabo una reforma integral. El objetivo es que sea explotado por una cadena hotelera, según ha informado a Europa Press la secretaria general de Comercio, Hostelería y Turismo de CCOO de Málaga, Lola Villalba.

Este hotel, uno de los establecimientos más grandes de la Costa del Sol, se encuentra en una parcela de más de 70.000 metros cuadrados, a cinco minutos del centro urbano de Marbella, a pie de la montaña y en la ladera de La Concha, rodeado de unos jardines subtropicales y grandes piscinas.

Cuenta con 502 habitaciones y 28 salas de reuniones, alguna de ellas con la mayor capacidad de las que hay en toda la Costa del Sol. Se puede aprovechar, por tanto, para turismo de congresos, lo que hace que el hotel Don Miguel "tenga un encanto especial", según Villalba.

Al respecto, ha especificado que este tipo de establecimiento hotelero "es de los que ya no se pueden construir, con tantas zonas verdes y deportivas, convirtiéndose en su día en un filón demasiado atractivo para la especulación".

La representante sindical ha valorado el acuerdo alcanzado y ha explicado que "mucho se ha tenido que luchar en estos años desde su cierre ilegal en una doble vertiente, primero en la pelea por mantener los puestos de trabajo y segundo para que no se especulara con las instalaciones de este hotel, ya que todos los indicios apuntaban a reconvertirlo en apartamentos".

Asimismo, se ha mostrado convencida de que éste fue "el motivo de su cierre", ya que, a su juicio, "este establecimiento hotelero era rentable y competitivo cuando sus propietarios lo cerraron de una manera ilegal". "En aquellos años estábamos en plena cresta de la burbuja inmobiliaria, y en el municipio de Marbella todo era posible, incluida la especulación inmobiliaria, y más en el caso que nos ocupa", ha apuntado.

Establecimiento emblemático

Villalba ha destacado que con este acuerdo Marbella y el destino turístico Costa del Sol "van a recuperar uno de sus más emblemáticos establecimientos hoteleros". También ha opinado que ha sido posible por "la lucha de sus trabajadores y el apoyo, jurídico y sindical, que desde CCOO les hemos prestado desde el primer día".

Por último, ha recordado que la alcaldesa de Marbella, Ángeles Muñoz, se comprometió con la plantilla del hotel a que no se iba a cambiar el uso del suelo donde está ubicado el inmueble, "cuestión que ha cumplido, ya que la finca está catalogada como suelo exclusivo hotelero", y a que "la Corporación intercediera con la nueva empresa que explotara el hotel para que los extrabajadores del Don Miguel tengan prioridad para entrar una vez que se lleve a cabo la reforma integral prevista".

Consulta aquí más noticias de Málaga.