EMT de Valencia
Autobuses de la Empresa Municipal de Transportes (EMT) de Valencia. 20MINUTOS.ES

El Ayuntamiento de Valencia anunció que presentaría un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) en la EMT tras no llegar a un acuerdo con los trabajadores sobre los recortes salariales y este jueves ha sido la alcaldesa, Rita Barberá, la encargada de confirmarlo. “Nunca ha estado no confirmado, siempre se ha dicho que se pedía ese recorte [de salarios] para no tirar a 208 personas a la calle. Si no se lo han creído...”, ha lanzado al aire.

El conflicto, latente en los últimos meses, estalla en pleno verano con un horizonte marcado: el 7 de agosto. Ese día finalizará el proceso y, si no se ha alcanzado un acuerdo, empezarán los despidos. Los representantes de los trabajadores confían en la negociación, pero no estaban dispuestos a asumir una bajada del 16% del salario para todo el personal, incluidos los 11 directivos.

Pedían que las reducciones se hicieran por categorías en función del nivel salarial de cada una de ellas. Hasta ahora, han interpuesto demandas por impagos de salarios “de 2.400 euros de media”, explica el presidente del comité de empresa, Vicente Moreno.

Los grupos de la oposición también han puesto el grito en el cielo ante el plan de despidos en la empresa pública municipal de transporte. Compromís denuncia la “hipocresía política” de Barberá “por llamar insolidarios a los trabajadores de la EMT cuando ella cobra 105.934 euros al año entre Les Corts y el Ayuntamiento”, expresa la concejala Pilar Soriano. El portavoz de Esquerra Unida en el Consistorio, Amadeu Sanchis, califica el ERE como “el ataque más grave producido en una empresa municipal de toda la democracia”.

Además, el representante de los trabajadores alerta ante el posible empeoramiento del servicio en las líneas “que ya tienen un servicio malo, sobre todo en algunos barrios”. Así, cita los ejemplos de la 60 en Torrefiel, la 8 en Malilla, las 3 y 30 en Nazaret y las que van a los campus universitarios: la 63 a Burjassot y las 40 y 41 a Tarongers.

Sopesan una huelga indefinida

Los representantes de los trabajadores esperan recibir este viernes toda la documentación del ERE. A partir de ahí, debatirán qué medidas piensan adoptar.  “Algunos compañeros plantean la huelga indefinida, pero tenemos que estudiarlo porque en 30 días hay mucho que hablar”, explica Vicente Moreno. Otros empleados abogan por bloquear las puertas de las cocheras e impedir la salida de autobuses, añade.

Consulta aquí más noticias de Valencia.