El pesquero gallego 'Pepe Barreiro 2', apresado este martes en aguas de Irlanda, continúa en el puerto irlandés de Castletown a la espera de que las autoridades del país decidan si presentan o no cargos por supuestas irregularidades en las adaptaciones de a bordo.

Fuentes del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente han recordado que el barco, con base en Vigo, llegó a última hora de la tarde del martes a Castletown, en donde las autoridades irlandesas revisan el estado de la escala de viento (una escalera que se usa para acceder al barco), en la que hay supuestas irregularidades.

Las órdenes de detención son de 48 horas, según los responsables de la Cooperativa de Armadores de Vigo. Por el momento, han agregado las mismas fuentes, "no se ha tomado una decisión".

El pesquero gallego 'Pepe Barreiro 2' fue apresado en aguas de Irlanda por un supuesto exceso de capturas y deficiencias en la escala de viento. La inspección la realizó una patrulla del Reino Unido, aunque posteriormente se produjo una transferencia de la custodia a Irlanda.

Las autoridades británicas aplicaban a las capturas un coeficiente de conversión del 1,22; mientras que el capitán del barco argumentaba que emplea el coeficiente establecido por la legislación española, del 1,18. Las autoridades irlandesas, ha explicado la cooperativa, han admitido este último, puesto que "conocen" que la flota española no retira el hígado en el eviscerado del rape.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.