El delegado de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha en Guadalajara, José Luis Condado, ha lamentado la actitud del alcalde de Marchamalo, Rafael Esteban, que "ha abandonado una reunión con el representante del Gobierno regional, en la que se ha tratado la modificación de horarios de Puntos de Atención Continuada (PAC) en la provincia.

En el encuentro, que ha tenido lugar en dependencias de la Delegación, también han participado el alcalde de Hiendelaencina y un concejal del Ayuntamiento de Chiloeches.

Según ha informado en nota de prensa la Delegación de la Junta, "al cabo de un tiempo de conversación y después de que el alcalde de Marchamalo expusiera sus razones y argumentos, se ha marchado de la reunión, con el fin de llamar la atención, ya que ésta transcurría por cauces normales", ha relatado Condado, al tiempo que ha destacado que, tras el abandono del regidor de Marchamalo, la reunión ha continuado con los otros dos participantes. A su juicio, "su actitud ha sido una falta de respeto".

"En ningún momento se ha faltado el respeto al señor Esteban. Él tenía claro antes de comenzar la reunión que tenía que llamar la atención y así lo ha hecho. La muestra clara es que si se hubiese habido insultos de por medio las otras personas presentes en la reunión hubiesen optado también por abandonar", ha enfatizado el representante del Gobierno regional.

Por último, José Luis Condado ha reiterado que la Delegación de la Junta de Comunidades en Guadalajara ha actuado correctamente. "He atendido las peticiones de los alcaldes y, como siempre, voy a trasladarlas a la Consejería de Sanidad para que sepan cuáles son las peticiones, los argumentos y las necesidades de estos alcaldes", ha concluido Condado.