El hombre que este miércoles supuestamente dio un falso aviso sobre la presencia de una bomba dentro de su equipaje a bordo de un avión que debía despegar del aeropuerto de El Altet (Alicante), ha quedado en libertad después de haber prestado declaración en el juzgado de guardia de la localidad alicantina de Elche, y al no haberse apreciado en él que "tuviera voluntad de hacer daño", según ha informado en un comunicado el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV).

El varón, uno de los 134 pasajeros que tomaron un vuelo de Iberia Express con destino Madrid, fue detenido por la Guardia Civil después de que sobre las 14.30 horas, y antes de que la nave despegara, alertó de que alguien había metido "algo sospechoso" entre sus pertenencias que podría ser un artefacto explosivo.

A consecuencia de esta alarma, el aeropuerto activó el protocolo de seguridad previsto para estas situaciones y se procedió al desalojo de la aeronave, a su paralización y aislamiento del resto del tráfico del aeródromo, con el objetivo de que efectivos del Instituto Armado, entre los que se encontraban técnicos en desactivación de explosivos Tedax, inspeccionaran el avión. Finalmente se constató que se trataba de una falsa alarma, y se permitió que el vuelo despegara dos horas después.

Tras su arresto, y al haber prestado declaración en el juzgado de guardia de Elche, el hombre, español de 52 años, ha quedado en libertad con obligación de comparecencia periódica, y ha sido sometido a un examen forense sobre su imputabilidad dado que aparenta un cuadro obsesivo, ha explicado el TSJCV, que, no obstante, ha apuntado que "no parece que tuviera voluntad de hacer daño".

Consulta aquí más noticias de Alicante.