Los Bomberos de la Generalitat no tienen indicios de que haya personas atrapadas bajo los escombros de la casa derrumbada la madrugada de este jueves en el número 9 de la calle Cavallers del casco antiguo de Tarragona, donde ya han comenzado las labores de desescombro.

Después de que la unidad canina haya hecho un rastreo de la zona, los efectivos de Bomberos desplazados han comenzado a retirarse.

La maquinaria pesada se ha incorporado al operativo para retirar los escombros de la calle, ya que la casa —de planta baja y dos pisos— ha caído prácticamente en su totalidad, según han informado los Bomberos.

De acuerdo con el arquitecto municipal se ha gestionado una grúa para hacer caer la parte de la fachada del edificio que estaba inestable; los Bomberos dejarán un retén mientras duren las labores de desescombro, por si hiciese falta su actuación.

Una persona ha resultado herida leve con contusiones y ha sido evacuada por el Sistema de Emergencias Médicas (SEM), que ha desplazado tres ambulancias, al Hospital Santa Tecla de Tarragona.

Como medida preventiva se han desalojado a 12 vecinos de la casa de enfrente a la derrumbada, que han sido atendidos por los servicios sociales del Ayuntamiento de Tarragona.

Al lugar del derrumbe se han desplazado patrullas de los Mossos d'Esquadra, técnicos municipales y efectivos de Protección Civil y de la Policía Local, entre otros; Protección Civil mantiene activado en prealerta el Plan Procicat.

Consulta aquí más noticias de Tarragona.