El ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Jesús Caldera, anunció este jueves que 500 menores extranjeros no acompañados, de los 796 que se encuentran en Canarias, serán trasladados a la península.

Caldera, que se reunió con el presidente del Gobierno canario, Adan Martín, y con la consejera de Empleo y Asuntos Sociales del Ejecutivo regional, Marisa Zamora, señaló que la propuesta será debatida el próximo lunes, día 18, en la reunión del Consejo Superior de Políticas de Inmigración, "y si se acepta, comenzarán los traslados en breve".

 "Hemos acordado trasladar y atender a esos menores en desamparo, siempre siguiendo el interés de los mismos", subrayó el ministro.

Caldera aseveró que la actual legislación establece que la tutela y guarda y custodia de los menores corresponde a las comunidades autónomas pero reconoció que Canarias no puede atender al elevado número de menores extranjeros no acompañados que han llegado a las costas canarias en barcazas en los últimos meses.

Canarias está desbordada y no puede atender adecuadamente a tal número de menores

"Canarias está desbordada y no puede atender adecuadamente a tal número de menores, ya que el cupo establecido para la Comunidad Autónoma es de 300 menores y cuando se supere esta cifra serán trasladados a la península", indicó Jesús Caldera.

El titular de Trabajo y Asuntos Sociales, tras señalar que el Gobierno español está preocupado por los menores por ser más vulnerables que los adultos, dijo que el objetivo era conseguir la reinserción de los menores en su medio familiar.

Reinserción en su medio familiar

"Intentaremos que los menores estén en su entorno y cuando esto no sea posible crearemos programas de acogida", explicó Jesús Caldera.

Sobre la distribución de los menores en la península y la forma en la que se les comunicará, Caldera dijo que "no tenemos experiencia en el asunto pero tenemos excelentes profesionales que sabrán cómo hacerlo, y estoy seguro de que los servicios sociales del ministerio y de las comunidades autónomas tomarán las mejores decisiones".

Por su parte, el presidente canario señaló que su Comunidad está dispuesta a admitir menores si vienen como estudiantes y posteriormente regresan a sus países.