Tony Blair
Blair, ayer en Londres (LUKE McGREGOR / REUTERS) LUKE McGREGOR / REUTERS

El primer ministro británico, Tony Blair, ha lanzado un ataque contra los políticos europeos, a los que acusa de practicar un "antiamericanismo loco".

Blair, el aliado más cercano de George W. Bush en la guerra de Irak, considera que el mundo necesita urgentemente a Estados Unidos para abordar los problemas más importantes del planeta.

Ninguno de los problemas que nos aprietan puede ser resuelto sin ellos

"El peligro es si ellos deciden retirarse, porque los necesitamos. Ninguno de los problemas que nos aprietan puede ser resuelto o incluso contemplado sin ellos", dice Blair en un folleto publicado por el grupo de expertos de Centro de Política exterior.

"La tensión anti-americana que se siente en distintas partes de la política europea es una locura y va en contra de los intereses a largo plazo del mundo en el que creemos", afirma.

Blair, acusado por sus detractores de seguir servilmente la línea de Washington, procuró sofocar una rebelión en el Partido Laborista la semana prometiendo marcharse dentro de un año, después de casi 10 en el poder.

Hace sólo tres días, miles de personas, en su mayoría estudiantes libaneses pro sirios, se manifestaron contra la visita que realizó el primer ministro británico en el Líbano, dentro de una gira por la región.