Según Facua, estas compañías destacan en su publicidad «supuestas velocidades de 20 megas», pretendiendo «escudarse» en que incluyen la palabra «hasta» en una tipografía «mucho más pequeña».