Billete sencillo de metro
Billete sencillo del Metro de Madrid. EUROPA PRESS

El billete sencillo de Metro de Madrid, que hasta este lunes tenía un precio de 1,5 euros, se ve incrementado en sus viajes desde este martes 10 céntimos a partir de la quinta estación que quiera recorrer el viajero, con un importe máximo de dos euros.

De esta forma, el suburbano madrileño ha introducido el tipo de desplazamiento como factor en la tarifa de este título de transporte, ya que cobrará más cuanto mayor sea el mismo para los viajeros que se desplacen por la Zona A de la red de Metro.

El control del cumplimiento en este nuevo sistema corresponderá al personal de revisores del suburbano A pesar de que este cambio tarifario fue aprobado el pasado mes de abril junto con otros incrementos en el precio de la mayoría de títulos de transporte público, no se ha instalado hasta junio debido a que ha sido necesario modificar el software de las máquinas expendedoras para que el viajero indique hasta qué estación viaja a la hora de comprar el título.

De esta forma, el billete de viaje único en el metro madrileño se asemeja al servicio de Cercanías Renfe, que también tiene la longitud del desplazamiento como factor determinante del precio en el billete. Sin embargo, a diferencia de la red de Cercanías, Metro no instalará torniquetes o puertas de salida que controlen que el destino que figura en el billete se corresponde con la estación.

Así, el control del cumplimiento en este nuevo sistema corresponderá al personal de revisores del suburbano, a los que el consejero de Transportes, Pablo Cavero, ha pedido "la máxima diligencia" a la hora de realizar este servicio. Asimismo, también ha apelado al "civismo" de los usuarios madrileños para respetar la normativa.

La Consejería de Transportes ha destacado que el incremento del precio en el billete sencillo afecta al viajero "ocasional" del transporte público, y que el uso del billete sencillo se limita al 12% de los usuarios, y que de estos, únicamente la mitad se sirve de desplazamientos superiores a las cinco estaciones.

Trasbordo en los autobuses

Otro de los cambios aprobados en abril y que entran en vigor este martes es el nuevo abono de 10 viajes para el transporte de la Empresa Municipal de Transportes (EMT), que permitirá hacer trasbordos entre diferentes autobuses.

Así, con un único viaje los usuarios de los autobuses madrileños podrán desplazarse en más de una línea consumiendo únicamente un solo viaje del abono, trasladando al servicio de autobuses urbanos el hábito de desplazamientos llevado a cabo en el Metro, en el que una vez accedido a él se podía viajar en diferentes líneas sin volver a 'picar' el billete.

Para que los múltiples desplazamientos sean contabilizados como un único viaje es necesario que no trascurra más de 60 minutos en relación al primer viaje. El precio de este título de transporte será de 18 euros.

Consulta aquí más noticias de Madrid.