Tres mujeres se convirtieron ayer y anteayer en las víctimas de sus ex parejas en Vitoria y San Sebastián, aunque, esta vez, el maltrato no tuvo consecuencias graves y, tras pasar por el hospital, las mujeres fueron dadas de alta.

En Vitoria, un hombre de 45 años, con una orden de alejamiento, agredió e intentó estrangular a su ex mujer. La víctima, que había recibido insultos y amenazas, había denunciado a su ex marido en dos ocasiones. También en Vitoria, la Policía Local detuvo a un joven de 32 años que agredió sexualmente a una chica que había sido su amiga. Ella lo denunció después.

En Donostia, un hombre de 37 años fue detenido el martes después de que golpeara repetidas veces a su ex pareja con un casco de moto y la arrastrara por el suelo. La mujer denunció el mismo martes a su agresor por tercera vez, y fue llevada al hospital con heridas.

En 2005, las denuncias por maltrato bajaron en Euskadi. Hubo 3.010; 355 menos que el año anterior. En lo que va de año han muertos tres mujeres; el mismo número que en todo el año anterior.

«Euskadi debe estar a la cabeza en la lucha contra la violencia sexista. La vida de una mujer no tiene precio»

Gemma Zabaleta Representante del PSE-EE en el Parlamento vasco