Costas ve "una canallada" la sanción al "pobre Telmo" Martín, ya que la invasión del dominio parte de "un error"

Cree "muy fácil de legalizar" ese edificio porque "cumple todo" y censura que "se cebaron" en el diputado del PP "sin razón"
SAMSUNG DIGITAL CAMERA
SAMSUNG DIGITAL CAMERA
EUROPA PRESS

La jefa provincial de Costas del Estado en Pontevedra, Cristina Paz-Curbera y Llovet, ha considerado este martes "una canallada" la sanción impuesta a Construcuatro, de la que era socio el diputado del PP Telmo Martín, por invadir con un edificio de seis plantas el dominio público de la playa de Silgar en Sanxenxo, localidad de la que fue alcalde.

De hecho, se ha referido al diputado popular como "el pobre Telmo", ya que el citado edificio se levantó en base a "un error de grafiado importantísimo" en los planos de Costas "desde el año 98".

"Culpa de ellos no era. Metimos la pata los de Costas. Culpa nuestra", ha admitido, aludiendo a que está "demostrado" que "la empresa que hizo para Costas ese deslinde grafió mal la protección".

Pese a ello, como ha señalado la delegada provincial de Costas, cuando los responsables de Construcuatro plantearon la edificación "lo hicieron perfecto, porque incluso la retranquearon". Una vez hecho, no obstante, se constata que "la casa está a 19 metros en vez de a 20, porque esa zona es urbana". "Nos damos cuenta de casualidad", ha incidido.

"se cebaron en él"

A renglón seguido, Paz-Curbera ha remarcado que "todo Silgar tiene el mismo problema". "No sólo fue el caso de Construcuatro; lo que pasa, que como era Telmo Martín, todo el mundo fue contra el pobre Telmo", ha criticado, insistiendo en que "se cebaron en él y no tenían razón".

Dicho esto, ha recordado que ella misma elaboró el informe exculpatorio de la constructora con estos argumentos. "Yo fui al contencioso a declarar y le dieron la razón a Construcuatro", ha enfatizado, convencida de que ese error es "muy fácil de legalizar".

Entre las soluciones aportadas, ha detallado que puede hacerse un estudio de homogeneización de fachada marítima y así sería "totalmente legal". "Porque cumple todo", ha apostillado la delegada de Costas en Pontevedra.

El chalé de paz-CURBERA

Paz-Curbera, que ya fue jefa del servicio provincial de Costas durante la primera legislatura de Zapatero —regresó al cargo con el cambio de gobierno—, tiene pendiente un pleito por construir un chalé en Sanxenxo, en un acantilado próximo a las playas de A Carabuxeira y Areas.

El Plan General de Ordenación Municipal (PGOM) aprobado en el mandato de Telmo Martín recalificó a urbanizable esa vivienda, pero colectivos ecologistas lo denunciaron al entender que invade una zona de protección del dominio público marítimo-terrestre a preservar.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento