El tranvía del municipio malagueño de Vélez-Málaga, vehículo que desde octubre de 2006 transporta viajeros entre el casco urbano de esta localidad y el núcleo costero de Torre del Mar, ha dejado de prestar servicio este lunes, tras haber optado el Ayuntamiento por paralizarlo temporalmente al no poder hacer frente al déficit que arrastra el sistema tranviario y a sus crecientes costes de explotación y mantenimiento.

De este modo, tras cinco años y casi ocho meses de servicio, el tranvía, primero de sus características que se puso en marcha en Andalucía y en cuya implantación y puesta en funcionamiento se invirtieron en torno a 40 millones de euros, entre infraestructuras y vehículos, transportó este pasado domingo a sus últimos pasajeros y hoy ya no está a disposición de los usuarios.

El alcalde de Vélez-Málaga, Francisco Delgado Bonilla (PP), firmó esta semana con Alsa, empresa adjudicataria del servicio municipal de transporte de viajeros en la localidad, la modificación del contrato de gestión de dicho servicio, que ya no incluirá el tranvía y pasará a ser prestado íntegramente por una flota de autobuses.

Delgado Bonilla, que ha cifrado en 2,5 millones de euros el déficit que en la actualidad acumula el sistema tranviario, ha aclarado que el Gobierno municipal no es contrario al tranvía, pero ha asegurado que su suspensión es "indispensable" para garantizar la viabilidad económica y social del transporte y de otros servicios públicos municipales.

"Para las arcas del Consistorio era insostenible el mantenimiento de un sistema que en el ejercicio 2011 arrojó unas pérdidas de 1,2 millones de euros", ha manifestado el regidor, que ha considerado que la nueva red de autobuses ofrecerá un mejor servicio al ciudadano y, además, permitirá al Ayuntamiento un importante ahorro económico.

En cualquier caso, Delgado Bonilla ha afirmado, al igual que ya ha hecho en varias ocasiones, que la decisión de paralizar el tranvía no supone la renuncia definitiva del municipio a este medio de transporte, sino que quedará paralizado temporalmente a la espera de que se halle una solución a su financiación.

En este sentido, ha vuelto a pedir a la Junta de Andalucía que se implique en su sostenimiento económico y ha anunciado que los responsables municipales "seguiremos trabajando, como lo hemos venido haciendo en el último año, para que la Junta cumpla con sus compromisos con Vélez-Málaga, ayude a paliar el déficit de este sistema y subvencione la tarifa técnica de éste y del resto de tranvías de Andalucía".

La decisión de paralizar el tranvía no ha sido acogida de buen grado por los grupos de la oposición municipal, principalmente por el PSOE, cuyos concejales han vaticinado que la medida "no sólo no supondrá ningún ahorro" para las arcas del Consistorio, "sino que además tendrá un sobrecoste para los ciudadanos".

Los socialistas han expresado su temor de que la anunciada suspensión temporal del sistema tranviario "acabe siendo definitiva", y han anunciado una serie de acciones contra la supresión este servicio, como la petición de que se cree en el Ayuntamiento una comisión monográfica sobre el tranvía o una recogida de firmas "en contra de la paralización de este servicio público".

Consulta aquí más noticias de Málaga.