Cervelló.
Imagen de una calle de Cervelló, lugar donde ha sido detenido un matrimonio por estafar la pensión de un difunto. GOOGLE.

Los Mossos d'Esquadra han detenido en Cervelló (Barcelona) a un matrimonio acusado de haber estafado a la Seguridad Social más de 137.000 euros durante más de 13 años, tiempo durante el cual presuntamente han falsificado la firma de un difunto para ir cobrando su pensión.

Según ha informado la policía autonómica, los detenidos son María Elena T.P., de 67 años, que regentaba el geriátrico donde murió el pensionista, y José Patricio Avelino R.L., de 69, ambos de nacionalidad chilena, a los que la policía imputa un delito de estafa, y a ella, además, uno de falsificación documental y usurpación de estado civil, ya que era la que falsificaba la firma del muerto.

La detención se produjo la pasada semana cuando el matrimonio se disponía a cobrar la mensualidad de la pensiónLa detención se produjo la pasada semana en el momento en que el matrimonio se disponía a cobrar la mensualidad de la pensión, como cada mes, en una oficina bancaria de Sant Feliu de Llobregat (Barcelona).

La investigación policial se inició el pasado mes de abril a raíz de una denuncia del Juzgado de Paz de Cervelló, que sospechó de la actitud de una mujer que se presentó para solicitar una fe de vida de un hombre nacido en 1916.

La policía descubrió enseguida que el hombre del que había solicitado el documento había fallecido en 1998 en un geriátrico de Vallirana (Barcelona), lugar que solía transitar la detenida.

Según la policía, la mujer habría aprovechado su situación profesional para cometer irregularidades con la documentación del difunto y poder cobrar su pensión, que era de 748 euros al mes.

De este modo, diez años después de su defunción, en 2008, la mujer empadronó al fallecido en su domicilio de Cervelló, y para cobrar su pensión, la mujer se presentaba cada mes en la oficina bancaria con una autorización firmada por el difunto.

Los detenidos han quedado en libertad con cargosCuando le solicitaban la presencia del titular de la cuenta bancaria, la detenida alegaba siempre, que se trataba de un hombre muy anciano y que tenía problemas de movilidad, por lo que era ella quien se desplazaba para cobrar la pensión en su nombre.

Incluso en algunos casos, la policía cree que la mujer acudía acompañada de algún anciano que se hacía pasar por el difunto.

Tras pasar a disposición judicial, los dos detenidos han quedado en libertad con cargos.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.