El presidente francés, François Hollande, no excluye la posibilidad de llevar a cabo una intervención armada en Siria para poner fin a la represión del régimen del presidente sirio, Bachar Al Asad, siempre y cuando esté coordinada por el Consejo de Seguridad de la ONU.

"La intervención armada no está excluida a condición de que se haga mediante una decisión del Consejo de Seguridad. Hay que convencer a China y a Rusia", ha indicado este martes Hollande en una entrevista concedida a la cadena France 2.

Hollande, no obstante, reconoce que lo deseable sería no llegar a ese extremo y "encontrar otra solución", ante la cual recordó que se ha convocado en París a principios de julio al llamado "Grupo de los Amigos de Siria".

El presidente francés añadió su deseo de que se endurezcan las sanciones contra el régimen sirio y dice que así se lo va a transmitir a su colega ruso, Vladímir Putin, cuando se reúna con él este viernes en el Palacio del Elíseo.

Rusia y China, los obstáculos

Rusia "es junto con China el más reticente a las sanciones. Hay que convencerla de que no se puede dejar que Al Asad masacre a su pueblo", señaló Hollande en esa entrevista, la primera que concede desde que asumió la Presidencia de la República Francesa, el pasado día 15.

No podía por menos que reaccionar ante lo que ha pasado en Siria en los últimos díasLa decisión de incrementar la presión de la comunidad internacional contra las autoridades sirias, según recordó, fue tomada este lunes junto con el primer ministro británico, David Cameron, con quien mantuvo una conversación telefónica.

Hollande y Cameron expresaron en esa charla su horror ante la matanza que el pasado viernes le costó la vida en Hula a 108 civiles, de los cuales 49 eran niños y 34 mujeres, ante lo que Francia anunció la decisión de expulsar a la embajadora de Siria en París.

El presidente francés subrayó que se trata de una respuesta diplomática tomada en concertación con otros países, y que fue seguida de anuncios similares en naciones como Reino Unido, Alemania, Italia, España, Holanda, Bélgica y Bulgaria.

"No podía por menos que reaccionar ante lo que ha pasado en Siria en los últimos días", afirmó el presidente francés.