Terremoto en Italia
Habitantes de Módena se reúnen frente a la iglesia Voto, después de que un terremoto de 5,8 grados de magnitud sacudiera la región de Emilia Romagna (norte de Italia) . Elisabetta Baracchi / EFE

Un terremoto de magnitud 5,8 grados en la escala Richter sacudió este martes sobre las 9 de la mañana (la misma hora en la España peninsular) todo el norte de Italia, y se advirtió de manera fuerte en Bolonia y Milán, informó el Instituto italiano de Geofísica y Vulcanología.

Al menos 16 personas han muerto, 200 personas han resultado heridas y hay siete desaparecidos por el terremoto que ha causado el derrumbe de edificios y naves industriales. Este es el último balance de víctimas ofrecido por el jefe de Protección Civil, Franco Gabrielli, durante su intervención en un programa de la televisión pública italiana, en el que precisó que todavía hay una persona desaparecida.
El terremoto ha tenido 30 réplicas en dos horas

Mientras se intenta identificar a la totalidad de las víctimas mortales, los carabineros confirmaron la muerte de tres trabajadores, un italiano, un marroquí y un indio, tras el derrumbe de la nave industrial de la empresa "Meta" de construcción en San Felice sul Panaro, y la de un técnico italiano que había acudido a la fábrica para comprobar su estabilidad.

En la zona industrial de esta localidad se han desplomado dos naves y los bomberos están trabajando para comprobar si hay más personas atrapadas entre los escombros.

En Mirandola se han producido dos víctimas mortales al derrumbarse una nave industrial, mientras que en Concordia un anciano murió al ser golpeado por una cornisa, otras dos personas fallecieron en Finale Emilia y en Cavezzo, así como el párroco de Rovereto di Novi, que murió cuando le golpeó una piedra que se desprendió del techo de su parroquia.

El alcalde de San Felice sul Panaro, Alberto Silvestri, dijo al canal de televisión Scyg24 que "la situación es muy grave". "Hay víctimas, algunas personas están atrapadas entre los escombros", declaró el alcade.

El temblor tuvo su epicentro en la provincia de Módena, en la región de Emilia Romagna, en la misma zona en la que ya se produjo el terremoto del pasado 20 de mayo, que causó siete muertos, unos cincuenta heridos y más de 5.000 evacuados.

Rescate dificultoso

"En cuanto he apagado el despertador he notado que comenzaba a vibrar todo", cuenta a 20minutos.es Gabriel Conesa, un estudiante de Murcia de 24 años, que se encuentra de Erasmus en Udine, aproximadamente a 250 kilómetros del epicentro del terremoto.

Gabriel, que dice que en su ciudad aparentemente no ha habido daños, dice que notó mucho más el terremoto del día 20, "que tuvo más intensidad".

Los Bomberos están tratando de encontrar a posibles supervivientes, pero su labor es complicada porque aún se están produciendo derrumbes, en muchos casos en zonas ya afectadas por el seísmo. En la zona de Modena se están evacuando algunos edificios públicos, como colegios y hospitales.

Un portavoz del Instituto italiano de Geofísica y Vulcanología confirmó que la intensidad del seísmo fue sobre los 5,7 y 5,8 grados y a una profundidad de 9,6 kilómetros, muy parecido al temblor de 5,9 del pasado 20 de mayo.

En cuanto he apagado el despertador he notado que comenzaba a vibrar todo

A este terremoto le han seguido varias réplicas de menor intensidad—un total de 30 réplicas se han registrado en las siguientes dos horas— y se ha informado de nuevos derrumbes en los edificios históricos e iglesias de las zonas ya afectadas por el pasado temblor.

Los medios italianos señalan el derrumbe de la torre de San Felice sul Panaro y de la basílica de San Francisco en Mirandola y otras iglesias de la zona.

El temblor se sintió en todo el norte y centro del país, en las regiones -además de Emilia Romagna-  de Génova, Lombardía, Piamonte, Veneto y Toscana.

Ferrocarriles del Estado informó de que se han suspendido el transito de varías líneas ferroviarias en la región para comprobar posibles daños.

El presidente del Gobierno italiano, el tecnócrata Mario Monti, compareció ante los periodistas tras el seísmo para garantizar que "se hará todo lo posible y lo antes posible" para llevar ayuda a los ciudadanos.

El vicepresidente de la Comisión Europea y comisario de Industria, el italiano Antonio Tajani, ya ha expresado su solidaridad con los italianos.

Nuevo terremoto de 5,3 grados

Un nuevo terremoto de 5,3 grados en la escala Richter ha sacudido a las 13.00 horas la región de Emilia Romagna donde esta mañana se ha producido el seísmo de 5,8 grados.

Pocos minutos después, se registraba otro temblor de 5,1 grados a once kilómetros de profundidad en la escala Richter, ambos con epicentro en la provincia de Módena.

Aunque de menor intensidad que el de las 09.03 horas, ambos terremotos han sido fuertemente advertidos debido a que se han producido a menor profundidad, explicaron desde el Instituto italiano de Geofísica.

El temblor se sintió de nuevo en todo el norte de Italia y en ciudades como Milán, muchas personas abandonaron los edificios.

Por el momento no se tienen noticias de nuevas víctimas tras estos dos últimos temblores.

Partido suspendido

El partido amistoso entre las selecciones de Italia y Luxemburgo de preparación para la Eurocopa 2012 que tenía que disputarse este martes en Parma fue suspendido por los terremotos.

La decisión fue tomada por la Federación conjuntamente con el ayuntamiento de Parma y la delegación de Gobierno.