La Obra Social de Caja Inmaculada (CAI) y la Fundación Picarral han renovado el convenio de colaboración que mantiene desde 2006, con el fin de ayudar a que jóvenes con inteligencia límite o discapacidad intelectual ligera mejoren su calidad de vida y alcancen el mayor grado de autonomía posible. La entidad aportará 15.000 euros en 2012.

El acuerdo ha sido firmado por la directora de la Obra Social de CAI, María González, y la directora-gerente de la mencionada Fundación, Teresa Soro.

En los últimos seis años, la Obra Social de CAI ha destinado 100.000 euros que han permitido crear y reforzar el proyecto 'Acompañamiento en la vida diaria', que incluye el mantenimiento de dos viviendas asistidas en el barrio del Picarral de Zaragoza y el programa 'En línea hacia la autonomía'.

Las viviendas asistidas sirven de hogar a jóvenes que carecen de respaldo familiar a los que se les proporciona apoyo integral y unas condiciones de vida dignas.

La iniciativa 'En línea hacia la autonomía' tiene como objetivo ayudar a que estos y otros jóvenes que han salido de las viviendas tuteladas o residencias adquieran hábitos personales, laborales y sociales con los que puedan alcanzar un mayor grado de autonomía e independencia.

Este proyecto, que en 2012 beneficiará a más de 30 jóvenes, cuenta con la colaboración del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad y del Instituto Aragonés de Servicios Sociales del Gobierno de Aragón.

Inteligencia límite

Las personas con inteligencia límite se caracterizan por tener un cociente intelectual entre 70 y 85, siendo la media entre 85 y 115. De este modo, sus procesos de aprendizaje, tanto conceptuales como emocionales, son más lentos, lo que provoca un desfase entre su edad cronológica y su edad mental.

La detección temprana de estos casos y las medidas que favorezcan su inserción educativa, social y laboral son las únicas garantías para que no lleguen a sufrir mayores retrasos y carencias.

Fundación picarral

La Fundación Picarral es una entidad sin ánimo, que trabaja por la igualdad de oportunidades de todas las personas para prevenir la exclusión social, mediante la formación y la inserción sociolaboral.

Está ligada al barrio del Picarral y a su entidad promotora en los orígenes, la Asociación de Vecinos Picarral-Salvador Allende.

Entre los proyectos que gestiona destacan, además de los pisos tutelados y asistidos y del programa 'En línea hacia la autonomía', el Aula Taller Topi de fontanería-climatización y soldadura; la Escuela de Hostelería Topi; Centro de formación laboral e inserción sociolaboral Serpi, para jóvenes con inteligencia límite; las empresas de inserción Mapiser y MTI; y los centros especiales de empleo Arapack, Ceserpi y Anobium.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.