Gasol
El jugador español Pau Gasol celebra la victoria David Coll/Efe

La selección española sigue imparable en su camino hacia el oro en el Mundobasket de Japón 2006. En el partido de hoy, el siempre complicado cruce de octavos, le ha dado un repaso y una lección -otra más- a Serbia y Montenegro, vigente campeona del mundo.

Ya da igual que los de Pepu Hernández fallen tiros libres, no metan todos los triples o Navarro y Garbajosa no tengan su día. De una manera u otra, España acaba paseándose sea quien sea el rival, y así lo ha demostrado ante Serbia.

El partido quedó resuelto desde el principio; es más, Serbia sólo inquietó con el 0-0 inicial. La primera canasta fue española, la segunda también, y ahí mismo, en el primer minuto, comenzó el recital de Gasol y compañía.

Mumbrú y Rudy Fernández dieron un recital de canastas y asistencias de todos los colores, olores y sabores

 

El primer cuarto acabó irremediablemente con diez puntos de diferencia (20-10) a favor de los de Pepu Hernández, que supo capear de forma extraordinaria la nefasta actuación de Garbajosa y Navarro en la primera mitad.

El técnico español engrasó la máquina con Mumbrú y Rudy Fernández (18 puntos), que nada más salir dieron una lección de baloncesto digna de libro, con canastas y asistencias de todos los colores, olores y sabores.

Si a ello le unimos que la familia Gasol lo bordó, y que Calderón se erigió en líder absoluto del ataque español, pues poco podía hacer Serbia más allá de lanzar pedradas al aro español y mantenerse dignamente en el partido gracias a Milicic.

La consecuencia de todo ello: doce puntos de diferencia al final de la primera parte (43-31).

Calvario serbio en la segunda parte

Sin embargo, España y Serbia reservaron lo mejor, la primera, y lo peor, la segunda, para los dos últimos cuartos, especialmente en el tercero, donde la pelota caía de una canasta a otra sin tiempo para circular.

En el tercer cuarto se activó Navarro y dejó a Serbia tiesa para el resto de Mundial
Además, fue en ese cuarto en el que se activó Navarro, quien, horrorizado por mantener su casillero particular a cero, anotó siete puntos en dos jugadas que dejaron tiesa a Serbia para el resto del Mundial (52-33).

A partir de ahí, lo único que hizo España fue pasearse por Saitama para goce y disfrute de la hinchada presente, mientras que Serbia pedía a gritos el final del choque para no ser el equipo más vapuleado en los octavos de final.

Al final, un contundente 87-75 que pone al equipo español en cuartos, donde espera Lituania, mientras que Serbia, la campeona del mundo, tendrá que conformarse, como mucho, con el noveno puesto.

Ficha técnica:

87 - España (20+23+23+21): Calderón (12), Navarro (8), Jiménez (2), Pau Gasol (19), Garbajosa (6) -cinco inicial-, Fernández (17), Marc Gasol (9), Mumbrú (8), Sergio Rodríguez (2), Berni Rodríguez (-) y Cabezas (3).

75 - Serbia y Montenegro (10+21+21+23): Avdalovic (-), Rakocevic (11), Jorovic (5), Nikolic (2), Milicic (18) -cinco inicial-, Popovic (10), Raicevic (9), Marinovic (15), Ilic (2) y Tripkovic (3).

Árbitros: Rush (USA), Homsy (CAN) y Vasquez (PUR).

Incidencias: encuentro correspondiente a los octavos de final del Mundial 2006 disputado en el Saitama Super Arena ante unos 9.000 espectadores. Felipe Reyes fue descartado para el partido por la lesión que sufre entre una costilla y una vértebra a la altura media de la espalda.