Javier Ferández y Álvarez-Cascos
Javier Fernández (d), nuevo presidente del Gobierno de Asturias, saluda a su antecesor en el cargo Francisco Álvarez Cascos (i), durante la sesión de investidura. J.L.Cereijido / EFE

El secretario general de la FSA-PSOE, Javier Fernández, que este sábado a mediodía ha prometido el cargo como presidente del Gobierno del Principado de Asturias, ha dicho en la toma de posesión que no aspira a una Asturias perfecta, pero sí a mejorar la que existe porque puede y debe estar mejor.

Fernández, que fue elegido el miércoles pasado por el Parlamento asturiano, ha garantizado "dedicación, entrega, trabajo y decencia" para "llegar a una Asturias mejor, una Asturias que ascienda por la escalera del progreso, que tiene por primer peldaño la lucha contra el desempleo".

El líder socialista asturiano, tras prometer el cargo, ha expresado un agradecimiento a su predecesor, Francisco Álvarez-Cascos, y ha pedido colaboración a la ministra de Fomento, Ana Pastor, representante del Gobierno en el acto, al igual que le ha ofrecido la suya, con lealtad y "sin reticencia alguna".

Fernández, tras recordar el "hecho político esencial" de la autonomía, ha señalado que Asturias es una comunidad en la que las identidades española y asturiana no se restan, se suman.

El traspaso de poderes del gobierno se llevará a cabo este lunes, día 28, jornada en la que tomarán posesión de sus cargos las cinco mujeres y tres hombres que conformarán el Ejecutivo regional.

El acto de investidura se ha iniciado entre las protestas de dos centenares de profesores que, vestidos con camisetas verdes, se han concentrado a las puertas del parlamento asturiano para mostrar  su rechazo a los ajustes en educación.

Cascos se va "tranquilo"

Durante el acto de investidura de Javier Fernández, el expresidente del Principado, Francisco Álvarez-Cascos, ha asegurado este sábado que deja esa "honrosa responsabilidad con la tranquilidad personal del deber cumplido, la convicción política de haber respondido a los compromisos públicos adquiridos y la convicción reforzada de que el futuro de este país sólo tiene una puerta abierta a la esperanza en el cambio de rumbo.

El ya expresidente del Principado ha agradecido la confianza depositada en él por los asturianos para gestionar los asuntos públicos y ha asegurado que al frente del Gobierno asturiano se implicó en la búsqueda de respuestas a la "dolorosa situación" que están viviendo los asturianos que más directamente sufren las consecuencias de la profunda crisis actual.

Se ha reafirmado en su convicción de que "otra Asturias es posible" y que un viraje radical de la política asturiana es lo que necesita la sociedad asturiana para recuperar la confianza "y salir de este pozo de la decadencia cada días más hondo y más oscuro".

"Mantengo que no se puede cambiar de destino sin cambiar antes de camino", ha afirmado el presidente de Foro Asturias, para quien los problemas actuales requieren de "decisiones inmediatas".

No obstante, también ha señalado que las soluciones que esperan los ciudadanos de sus gobiernos dependen sobre todo de las buenas prácticas y de los valores colectivos que las inspiran.

Ha reclamado también el valor de la solidaridad territorial en las políticas económicas para "erradicar las simplificaciones dañinas y discriminatorias de una estabilidad presupuestaria que, como toda medicina, en dosis adecuadas cura, pero en dosis fundamentalistas mata".

Álvarez-Cascos ha apostado también por el valor de la cohesión social y ha asegurado, que al igual que cuando tomó posesión de su cargo hace diez meses de que "en las manos de todos está convertir en realidad el sueño de una Asturias mejor" y que a eso se dedicará como un diputado más "que pone su cabeza en España y en el mundo, que mantiene el corazón en Asturias y que tiene los pies en el suelo".

"Siguiendo el consejo de Confucio pongo desde hoy mi corazón en ayuno", ha concluido el expresidente asturiano al referirse a la pregunta que un discípulo hacía al filósofo chino sobre qué podía hacer para enfrentarse a un mundo en desorden.

Consulta aquí más noticias de Asturias.