El grupo de alimentación Calvo, con sede en Carballo (A Coruña), ha logrado en el primer trimestre del año un crecimiento del beneficio bruto de explotación (Ebitda) del 3%, hasta situarse en los 13,6 millones de euros, un porcentaje similar al registrado en el ejercicio de 2011, cuando el incremento había sido del 3,3%, hasta los 41,8 millones de euros.

En rueda de prensa, el consejero delegado del Grupo Calvo, Manuel Calvo, ha calificado de "excelente" el ejercicio del año pasado, en el que la facturación creció un 15,1%, hasta los 566,2 millones de euros, con incrementos en los tres grandes mercados de la compañía: España, Italia y Brasil. Este último creció un 15,1% y sigue aportando el mayor volumen de actividad a la cuenta de resultados, con un 47% de los ingresos.

Manuel Calvo ha atribuido estos resultados al "acierto en la estrategia" de la compañía, basado en la internacionalización, la inversión y la innovación. Así, ha confirmado que el grupo mantendrá este año una inversión en I+D+i "en torno a los tres millones".

Por su parte, el director general de Calvo, Enrique Orge, ha estimado los resultados brutos de explotación como "los mejores que está compañía ha hecho nunca" y ha destacado, junto al crecimiento en Brasil, el aumento de la cifra de negocio en Italia, "con un crecimiento del 8%" o en España, "un 1,5%", una cifra que ha considerado buena "dadas las circunstancias", en alusión al contexto económico.

Apuesta por la internacionalización

"Esta es una empresa multinacional que apuesta por la internacionalización, pero España sigue siendo una apuesta indiscutible", ha apostillado el director general de Calvo para Europa, Centroamérica, zona comercial NAFTA y resto del mundo tras la creación en la conservera de dos direcciones generales, una segunda para América.

Enrique Orge ha destacado también el crecimiento de la plantilla en 170 personas más en sus plantas en Galicia, mientras que ha insistido en que la compañía seguirá apostando "por la denominación de origen protegido de mejillón gallego", a través de bateas asociadas a este denominación.

Sobre la ratio de deuda financiera sobre el beneficio bruto de explotación, ha indicado que en 2011 se ha situado en el 2,8, una cifra que ha calificado de "similar" a la del año 2010. En relación a esta deuda, Enrique Orge ha señalado que "las empresas con crecimiento tienen que tener por necesidad más deuda", ha apostillado.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.