La aerolínea malagueña Helitt ha asegurado que está realizando "todas las gestiones necesarias" para atender las reclamaciones de los afectados por un retraso de tres horas en un vuelo que cubría el trayecto entre el aeropuerto de Madrid-Barajas y el de Málaga-Costa del Sol.

Así, desde la empresa han precisado a Europa Press que se está trabajando para "resolverlo lo antes posible", después de que Facua-Consumidores en Acción haya denunciado ante la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) a la compañía por negarse a indemnizar a los pasajeros de este vuelo y haya pedido una sanción "por vulnerar la legislación en materia de navegación aérea".

Los hechos ocurrieron el pasado 6 de mayo, cuando un avión de Helitt Líneas Aéreas sufrió una avería en el vuelo H9316, que tenía que despegar a las 21.00 horas desde el aeropuerto de Madrid-Barajas para llegar a las 22.25 horas al de Málaga-Costa del Sol. Finalmente, los pasajeros embarcaron después de las 00.05 horas y su llegada a Málaga se produjo en torno a la 01.45 horas.

Los pasajeros tuvieron que esperar varias horas hasta que la aeronave llegase desde la capital andaluza. Aunque la legislación europea obliga a las aerolíneas a ofrecer "a los pasajeros afectados comida y refrescos suficientes" durante la espera, "la cena que les dio Helitt se limitó a una bebida y un sandwich", han criticado desde Facua-Consumidores en Acción en un comunicado.

"La compañía tampoco les informó, como exige la normativa, de su derecho a realizar dos llamadas o enviar dos faxes o correos electrónicos de forma gratuita", ha añadido y han precisado que llevan "cerca de un mes esperando que Helitt le aclare cuándo y cómo abonará a los pasajeros afectados la compensación" establecida en la normativa comunitaria para los retrasos de más de tres horas, que supone 250 euros para vuelos de hasta 1.500 kilómetros.

Consulta aquí más noticias de Málaga.