Pastora Soler
Pastora Soler saluda tras un ensayo en Baku y junto a los cantantes Roman Lob, Nina Zilli y Anggun. Joerg Carstensen / Efe

Pastora Soler coincide con la opinión de Soraya Arnelas y no cree que vaya a ganar  Eurovisión. Así lo ha hecho saber en una entrevista que ha concedido a ABC Punto Radio y en la que ha afirmado que quedar entre los diez primeros sería ya un motivo para estar "contenta".

"Soy realista, es muy difícil ganar y lo mantengo", se ha justificado la cantante.

Las abuelas rusas son un rival fuerte Para la artista, figurar en los primeros cinco puestos sería "un triunfo, como ganar", ya que existen competidores muy importantes. Como por ejemplo Suecia, "la favorita", que luchará este jueves por conseguir una plaza en la final.

Incluso el grupo Buranovskiye Babushki, más conocido como 'las abuelas rusas',  son "un rival fuerte" pese a la puesta en escena ligeramente descoordinada que protagonizaron el martes en la semifinal. Según Pastora, esas mujeres vestidas con trajes regionales se han ganado el cariño del público porque "son muy tiernas y lo que hacen es muy entrañable".

Además, la cantante afirma que a España "no le interesa ganar" Eurovisión, algo que le convertiría automáticamente en anfitriona de la siguiente edición. Eso "tiene un coste (económico) elevado y España no está en el momento de gastar. Para España la victoria sería imposible porque eso se lleva mucho dinero", declara.

"Mejor la tercera, o la segunda, o la quinta... pero no la primera", indica antes de manifestar que si gana, no cree que le vayan a echar la bronca. "Me dicen: "no vayas a ganar", bromea en un momento.

Las razones económicas también son la causa que hará que su actuación sea sobria, sin efectos especiales ni grandes sorpresas.

En cuanto al traje y el peinado, prefiere guardar el secreto hasta la gala.