Reunión en Rabat
De la Vega y Dris Jetu durante la reunión en el Palacio de Gobierno de Rabat (Lavandeira jr / EFE) Lavandeira jr / EFE

Marruecos se ha comprometido a estudiar una propuesta de acuerdo sobre la readmisión de menores y de inmigrantes de terceros países.

Por su parte, España verá cómo impulsar la integración de los sistemas de vigilancia y control de fronteras europeo y marroquí.

La vicepresidenta primera del Gobierno María Teresa Fernández de la Vega y el primer ministro de Marruecos Dris Jetu han llegado a estos dos principios de acuerdo en un encuentro de trabajo de cerca de una hora y media de duración celebrado en la mañana del lunes en Rabat.

La reunión de Zapatero

Así, ambos países intercambiarán propuestas sobre control de la inmigración ilegal, retorno de personas y de impulso de los intercambios económicos que se podrían concretar en la entrevista que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, mantendrá con el rey Mohamed VI el próximo 5 de septiembre.

En una comparecencia conjunta al término del encuentro, Fernández de la Vega y Jetu subrayaron la "excelente relación" política e interés por profundizar en la cooperación en materia económica, migratoria y de desarrollo social y por impulsar la implicación de la Unión Europea en los problemas conjuntos.

La vicepresidenta explicó que había comenzado la reunión agradeciendo el "trabajo serio y riguroso" y el "gran compromiso" de Marruecos por controlar la emigración ilegal, tanto de sus nacionales como de personas en tránsito.

Explicó que, en la reunión, se habían abordado nuevas líneas de trabajo para seguir profundizando en la colaboración en esta materia

Estudiará el convenio

Fue entonces cuando precisó que el primer ministro marroquí se había "comprometido a estudiar" el borrador de un convenio sobre readmisión de terceros países y de otro sobre la inmigración ilegal de menores.

 

La visita de Zapatero supondrá otra oportunidad para consolidar aún más unas relaciones ya muy buenas

A este respecto, detalló que también se está trabajando en la creación de unos centros de repatriación de menores que les garantice cursos de capacitación, y en la creación de un fondo de "integración triangular" que incluya a la UE y los países del Africa Subsahariana.

 

Además, apuntó que el Gobierno marroquí remitirá a España una propuesta de cooperación en los sistemas de control y vigilancia de las fronteras que pueda ser compatible e integrado con el sistema de vigilancia de la Unión Europea.

"Todo ello se concretará en la visita que el presidente Rodríguez Zapatero hará al rey de Marruecos en septiembre", dijo De la Vega.

También Jetu destacó la importancia de la próxima visita de Zapatero y se mostró convencido de que "supondrá otra oportunidad para consolidar aún más unas relaciones ya muy buenas".

Además, el primer ministro aseguró que Marruecos "está convencido de la necesidad de cooperar con España para hacer frente a este problema" y subrayó el interés por lograr "acuerdos triangulares para brindar apoyo y ayuda a los países africanos en materia de formación, desarrollo y repatriación".

Preguntada por los problemas que está teniendo Canarias con el funcionamiento de los sistemas de detección de embarcaciones, la vicepresidenta aseguró que "el Gobierno está poniendo todos los medios para que haya un control eficaz de la inmigración irregular".

Así, subrayó que se está implantando el Sistema Intergral de Vigilancia Exterior (SIVE) integrado en el sistema de control de fronteras de la UE y que el Ejecutivo está "implicando a toda la comunidad internacional y trabajando de manera muy estrecha con Marruecos".

Por otra parte, De la Vega aseguró haberse comprometido a diseñar un plan conjunto para atraer empresas españolas al Plan de Desarrollo del norte de Marruecos y a apoyar la candidatura de Tánger para la celebración de la Exposición Internacional 2012, para lo que se preparará un protocolo de actuación "conjunta y compartida" con Zaragoza.

Por su parte, Jetu se comprometió a realizar un "seguimiento" del trámite parlamentario que sigue el acuerdo de pesca de Marruecos con la Unión Europea para que entre en vigor "cuanto antes".

Un tema peliagudo

Finalmente, preguntados por si habían abordado el tema del Sáhara, De la Vega aseguró que no habían tenido tiempo de tratar este asunto.

No obstante, señaló que España apoyaba una solución "justa, consensuada, posible, permanente y que permita un ámbito de autodeterminación para el Sáhara", que según precisaron sus asesores se refería a "lo que decidan los saharauis".

Por su parte, Jetu aseguró que el Ejecutivo marroquí está "abierto a cualquier solución política, siempre dentro del marco de la ONU que suponga una autonomía amplia dentro de la soberanía de Marruecos".