Las Cortes de Castilla-La Mancha aprobarán este jueves la reforma de Ley Electoral propuesta por el PP

Las Cortes de Castilla-La Mancha debatirán y previsiblemente aprobarán este jueves la reforma de la Ley Electoral propuesta por el PP, que eleva de 49 a 53 los diputados de la región --uno más en cada provincia excepto en Albacete--.
Cospedal
Cospedal
PP

Las Cortes de Castilla-La Mancha debatirán y previsiblemente aprobarán este jueves la reforma de la Ley Electoral propuesta por el PP, que eleva de 49 a 53 los diputados de la región —uno más en cada provincia excepto en Albacete—.

De este modo, en caso de aprobarse la reforma, Toledo pasaría de 12 a 13 diputados, Ciudad Real de 11 a 12, Cuenca de 8 a 9 y Guadalajara también de 8 a 9, mientras que Albacete se quedaría con los 10 que tiene actualmente.

Los socialistas se oponen a la reforma que proponen los 'populares', a la que no han presentado enmiendas al texto porque consideran que es una reforma "precocinada" y añaden que el planteamiento del PP deja poco margen a la modificación y a la negociación.

Así, salvo que el Grupo Parlamentario Popular decida a última hora retirar el texto y acceder a la petición del PSOE de negociar una nueva modificación, el texto saldrá adelante sin cambios, pues el PP tampoco ha presentado enmiendas.

Postura del psoe y pp

Los socialistas se han mostrado hasta ahora abiertos a negociar desde la posibilidad de crear una circunscripción única a implantar un sistema por el que todas las provincias tengan un número impar de parlamentarios, abriendo incluso la posibilidad de reducir de 49 a 45 el número de escaños.

Tras la reunión de la reunión el pasado viernes entre la presidenta regional, María Dolores de Cospedal, y el líder de la oposición, Emiliano García-Page, ésta dijo que el distrito único que proponen los socialistas no le ha gustado "nunca", pues, entre otras cosas, requeriría modificar el Estatuto de la región.

El PP cree que los socialistas "dan por válida" su propuesta al no presentar enmiendas, y argumentan que la nueva ley será más justa, hará que la mayoría de las provincias sean decisivas en las elecciones (no solo una como ocurría con el PSOE) y "devuelve la situación a la lógica de que quien gana las elecciones sea el que gobierne".

La reforma de la Ley Electoral fue uno de los compromisos electorales adoptados por María Dolores de Cospedal, que aseguró que cambiaría la ley que promovió el PSOE en la anterior legislatura "desde el consenso".

última reforma

Concretamente, el 8 de noviembre de 2007 el pleno de las Cortes aprobaba, con los votos de la mayoría socialista y la ausencia del Grupo Parlamentario Popular, esta reforma electoral, que incrementa en un diputado la representación de las provincias de Guadalajara y Toledo y se elevaba el número de escaños a 49.

Fue con la reforma electoral promovida por el Gobierno de Barreda con la que Cospedal logró arrebatar a los socialistas el feudo de Castilla-La Mancha, consiguiendo 25 diputados frente a los 24 de los socialistas.

Quedarían igual los resultados

Si se aplicara esta nueva ley electoral a los resultados de las elecciones de mayo de 2011, el PP habría ganado las elecciones por 28 diputados frente a los 25 del PSOE, mientras que el resultado con la actual legislación de 25 a 24, según ha comprobado Europa Press.

De esta manera, de los cuatro nuevos diputados que podrían elegirse en las provincias de Ciudad Real, Cuenca, Toledo y Guadalajara, el PP se llevaría los representantes de las tres primeras provincias, mientras que el PSOE ganaría un diputado en Guadalajara.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento