Un empleado chileno de un crucero en el que viajaba John Travolta es la tercera persona que presenta una demanda contra el actor por una supuesta agresión sexual, según recoge este jueves la prensa estadounidense.

El trabajador, Fabián Zanzi, dijo al programa de la televisión chilena "Primer Plano" que el popular intérprete le hizo una proposición indecente a bordo de una embarcación de la compañía Royal Caribbean, en un viaje efectuado en 2009.

"Me dijo que tenía algo en el cuello; creí que era una pelusa. Al acercarme, se quitó la bata blanca y se quedó desnudo. Me abrazó y me pidió que le hiciera un masaje", explicó Zanzi.

Zanzi, que trabajaba por entonces como encargado de los clientes más importantes de la compañía, asegura en la demanda que Travolta le ofreció 12.000 dólares por mantener relaciones sexuales, algo que él declinó.

Se trata de la tercera persona en los últimos días que presenta una demanda de este tipo contra el protagonista de Grease.

Demandado por dos masajistas

Previamente, dos masajistas anónimos se unieron para presentar una denuncia contra Travolta por agresión sexual, en dos supuestos casos ocurridos el 16 de enero en un hotel de Beverly Hills y el 25 de enero en Atlanta.

El demandante del primer caso, identificado como "John Doe", sostiene que el actor se desnudó frente a él y le tocó los genitales. Travolta, según la demanda publicada por la web TMZ.com, le pidió al masajista que le masturbara y le contó que parte de su fama y posición actual se deben a "favores sexuales" que realizó en los comienzos de su carrera.

El intérprete de Pulp Fiction se disculpó después por su comportamiento, pero a continuación le ofreció mantener relaciones con él y con "otra estrella de Hollywood".

La segunda acusación conocida "es tan absurda y ridícula como la primera", comentó el abogado de Travolta, Martin Singer, en un comunicado. Singer, que por ahora no se ha pronunciado sobre esta tercera demanda, indicó que el abogado de los demandantes, Okorie Okorocha, está buscando "tener sus 15 minutos de fama".

El actor lleva dos décadas casado con la actriz Kelly Preston y ha enfrentado varias veces especulaciones y rumores sobre supuestas relaciones homosexuales.