La presidenta de Navarra, Yolanda Barcina, ha afirmado sobre la posibilidad de aplicar la amnistía fiscal en la Comunidad foral que "todo está sobre la mesa" y ha reiterado que el Ejecutivo no decidirá hasta la próxima semana si acepta o no aplicar esta medida propuesta por el Gobierno central de Mariano Rajoy, cuyo objetivo es aflorar hasta 2.500 millones de euros de dinero negro.

"En estos momentos está encima de la mesa todo, para ver cuál es la decisión que tenemos que tomar. Nos hemos dado de plazo 15 días y la semana que viene explicaremos a qué decisión hemos llegado", ha explicado Barcina en declaraciones a la prensa en los márgenes de la sesión plenaria del Comité de las Regiones de la UE, órgano consultivo de las instituciones europeas que representa el interés de las regiones, en el que participa este jueves y viernes.

Barcina ha recordado el acuerdo alcanzado entre UPN y PSN "para estudiar y poner encima de la mesa todas aquellas acciones que debamos tomar para cumplir ese objetivo de déficit" del 1,5% del PIB regional como máximo este año.

"Vistos los ingresos en lo que va de año y el ajuste presupuestario que tenemos que hacer, que es de 54 millones de euros, comprenderán que encima de la mesa está todo", ha explicado la jefa del Ejecutivo autonómico, que ha insistido en que el objetivo de déficit "no es un objetivo en sí mismo, sino una necesidad que tenemos que llevar a cabo".

Barcina ha sugerido que la opción de aplicar la amnistía fiscal permitiría no hacer recortes en áreas que "preocupan" al Ejecutivo foral, como pudieran ser la sanidad, educación o los servicios sociales.

"Si no hay más ingresos, tendremos que hacer recortes en aspectos que lógicamente nos preocupan, porque no haríamos absolutamente ningún ajuste ni incrementar impuesto de ningún tipo", ha explicado.

Consulta aquí más noticias de Navarra.