La Guardia Civil se ha incautado esta madrugada de 1.500 kilos de hachís tras interceptar en la desembocadura del río Guadalquivir una embarcación que transportaba 50 fardos de esta sustancia estupefaciente, en una operación en la que no se han producido detenciones.

Según han detallado a Europa Press fuentes del Instituto Armado, pasadas las doce de la noche las cámaras del Servicio Integrado de Vigilancia Exterior (SIVE) detectan una embarcación sospechosa que navegaba hacia la desembocadura del río Guadalquivir, en el término municipal de Sanlúcar de Barrameda (Cádiz), por lo que se alertaron efectivos del servicio marítimo de la Guardia Civil y unidades de las localidades de Chipiona y Sanlúcar.

Horas después, la embarcación neumática, que contaba con dos motores, toca tierra en el arroyo del Espadero. Cuando los agentes llegan a la zona, encuentran en su interior un total de 50 fardos envueltos en sacos de arpillera, de unos 30 kilos de peso cada uno, que contenían hachís, arrojando un total de 1.500 kilos de esta sustancia.

Hasta el momento no se han producido detenciones relacionadas con este alijo, aunque la Guardia Civil está investigando los hechos.

Consulta aquí más noticias de Cádiz.