El Gobierno de Navarra destinará 56 millones de euros a los programas de avales que Sodena gestionará en 2012; en concreto 26 millones a la renovación del programa de fomento de la liquidez empresarial y la vivienda y 30 millones al programa de Aval Moderna.

Así lo han expuesto en rueda de prensa el consejero de Economía y Hacienda del Gobierno foral, Álvaro Miranda, y la consejera de Desarrollo Rural, Industria, Empleo y Medio Ambiente, Lourdes Goicoechea, quienes han informado del balance de ejecución del programa Aval Nafinco y del programa de avales gestionado por Sodena para 2012.

Según han precisado, en cuanto al fomento de la liquidez empresarial y la vivienda, Sodena puede otorgar avales hasta el límite inicialmente autorizado a la sociedad extinguida Nafinco de 300 millones de euros. El importe máximo a conceder asciende a 26 millones, que es la diferencia entre los 300 millones autorizados y los 274 millones que ya han sido concedidos.

Las líneas preferentes de actuación serán circulante para pymes y compra de vivienda y no está prevista la renovación de las líneas de circulante granes empresas y microcréditos.

En cuanto al programa de Aval Moderna, que integra la línea de inversión, el importe máximo es de 30 millones en 2012 para garantizar los préstamos concedidos por las entidades financieras a proyectos de inversión alineados en los sectores estratégicos del Plan Moderna.

Miranda ha señalado que "son medidas importantes para la reactivación de la economía navarra en un momento en el que hemos entrado en fase recesiva y ésta tiene que ser una de las medidas que se vuelva a aplicar con dinamismo en nuestra Comunidad en los próximos meses".

Por su parte, Goicoechea ha indicado que se van a priorizar dos líneas de actuación, "las que han dado mejores resultados", la línea de circulante para pymes para apoyar "a estas empresas que son motor importante de nuestra economía", y la línea de aval vivienda. Ha destacado también el Aval Moderna.

Ha resaltado la consejera "la apuesta del Gobierno por este programa de avales" y que "gracias a estas actuaciones se ha conseguido ayudar a la supervivencia de muchas empresas y que hayamos mantenido unos datos de empleo hasta ahora mejores". "Queremos seguir potenciando la dinamización de nuestra economía", ha expuesto. BALANCE

El programa Aval Nafinco del Gobierno de Navarra para el fomento de la liquidez, la inversión empresarial y la vivienda otorgó 2.528 avales entre 2009 y 2011, con un importe total de 273.862.153 euros, lo que permitió la concesión de préstamos a empresas y particulares por importe de 688.214.606 euros.

De los 2.528 avales concedidos por el Ejecutivo foral en el marco del programa Aval Nafinco, 1.391 se destinaron a inyectar circulante a pymes y micropymes por un importe de 102.889.965 euros, que permitieron a las empresas acceder a créditos por valor de 270.231.613 euros.

Otros 49 avales se dirigieron a facilitar circulante a grandes empresas, con un importe de 18.909.437 euros, que permitieron a las empresas la obtención de créditos financieros por 43.157.675 euros. En la línea de actuación de microcrédito circulante, destinada a avalar a autónomos, establecimientos comerciales y pequeñas empresas, se concedieron 21 avales por un importe de 112.047 euros, que permitieron acceder a créditos por valor de 194.078 euros.

Por otra parte, 521 empresas utilizaron los avales de inversión para llevar adelante sus proyectos. El Gobierno de Navarra, a través de la empresa pública Nafinco, otorgó a esta línea de avales 144.016.514 euros que permitieron acceder a préstamos por valor de 295.460.301 euros.

Por último, 546 particulares recibieron avales para la compra de viviendas de protección oficial y de precio tasado (521) y viviendas libres de precio limitado (25). El importe de los avales ascendió a 7.934.190 euros (7.548.392 euros VPO y VPT; 385.798 euros VLL) y fomentó préstamos hipotecarios por valor de 79.170.939 euros (74.950.874 euros VPO y VPT; 4.220.065 euros VLL).

A través de esta línea se avala un 10% del préstamo concedido con garantía hipotecaria para la compra de viviendas y se facilita que las entidades financieras concedan préstamos para este fin de hasta el 90% del valor de tasación de la vivienda, en lugar del 80% habitual.

Los avales para inversión concedidos en el marco del programa supusieron el 52,59% del importe total avalado. Las operaciones orientadas a dotar de circulante a pymes y micropymes representaron el 37,57% y las destinadas a inyectar circulante en grandes empresas el 6,90%. El aval para favorecer el acceso a la vivienda supuso el 2,90% del total y los avales para microcréditos representó el 0,04% del total de avales por tipo de operación.

La distribución de operaciones por entidades financieras fue: Caja Navarra, 44,03%; Caja Rural, 20,79%; Banco Popular, 11,19%; La Caixa, 5,28%, y BBVA, 5,04%. El 13,67% restante del importe de crédito fue concedido por Santander; Caja Laboral, Bankinter, Kutxa, Bankia, Caja Rioja, IberCaja y Banco Guipuzcoano.

Consulta aquí más noticias de Navarra.