Los taxistas de la región se ponen a disposición de la Junta para continuar con el transporte sanitario no urgente

La Federación Regional del Taxi de Castilla-La Mancha se ha puesto a disposición del Gobierno regional para continuar con el servicio del transporte sanitario no urgente porque considera que puede realizarlo en condiciones de "calidad, eficacia y economía".
Parada de taxis en Toledo
Parada de taxis en Toledo
EUROPA PRESS

La Federación Regional del Taxi de Castilla-La Mancha se ha puesto a disposición del Gobierno regional para continuar con el servicio del transporte sanitario no urgente porque considera que puede realizarlo en condiciones de "calidad, eficacia y economía".

Los taxistas han reaccionado de esta manera ante las nuevas noticias que se están produciendo respecto al transporte sanitario no urgente, "el cual parece que una parte de los gastos de dichos traslados va a repercutir en los pacientes", ha señalado en una nota de prensa.

El pasado mes de enero, la Federación presentó al SESCAM un estudio en el cual se lograba rebajar el gasto del transporte de enfermos de hemodiálisis aproximadamente en un 25 por ciento respecto al ejercicio 2011, sin merma alguna del servicio hacia los enfermos, sin que a fecha de hoy haya recibido respuesta al respecto.

La Federación vuelve a ofrecerse para estudiar el tema con la Junta de Comunidades, al pensar que es la "mejor alternativa" posible para que repercuta "lo mínimo o nada" en el paciente el traslado de los mismos a los centros asistenciales.

Además, ha propuesto a la Consejería de Fomento la concesión de licencias de siete plazas, consiguiendo de esta manera "abaratar" aún más el traslado de los enfermos a los centros sanitarios.

La Federación Regional del Taxi de Castilla-La Mancha espera que la Junta de Comunidades sea "sensible" hacia este sector y se ponga en contacto con éste.

Los taxistas recuerdan que llevan demostrando y asumiendo desde el comienzo de la crisis su carácter como servicio público "como seguramente no lo ha hecho ningún otro sector" a pesar de ser un colectivo al que se le adeudan alrededor de 7 millones de euros.

En la región hay unos 1.200 taxis, la mayoría autónomos, con una disponibilidad absoluta, con una flota de vehículos moderna, con una logística como no la tiene ningún transporte público de viajeros (un taxi a 5 minutos de cualquier punto de la geografía castellano-manchega) y con una gran "capacidad de sacrificio", concluye la nota.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento