Sólo dos barrios tienen suficientes zonas verdes

Europa recomienda cinco metros cuadrados de vegetación por habitante. En Beiro hay 0,99 m2. Chana y zona norte, los únicos que lo cumplen.
Los árboles de la Hípica han sido talados esta semana para construir pisos (Torres).
Los árboles de la Hípica han sido talados esta semana para construir pisos (Torres).
Demasiado asfalto y pocos parques. Granada está muy lejos de cumplir la recomendación europea de cinco metros cuadrados de zonas verdes por habitante. En la capital, la ratio es de 2,8 metros cuadrados y las nuevas obras de embellecimiento del centro hacen pensar que esta cifra bajará sensiblemente.Sólo dos distritos (La Chana con 5,1 m2 y la zona norte con 5,3 m2) tienen una cantidad de vegetación aceptable. El resto no supera los 2,41 m2 y en algunos casos no se llega ni al metro.

Los barrios con más ladrillo y menos verde son Beiro (99 cm2) y Zaidín (1, 20 metros cuadrados). «Eso sin contar con los nuevos bloques y la cantidad de personas que se han mudado sin que los equipamientos hayan crecido», matiza Jesús García, de Los Verdes.

Contra la tala

El Ayuntamiento talará urgentemente los olmos de Constitución, tuvo que quitar los árboles de Severo Ochoa, eliminó los de la avenida de Madrid, cortó los del Violón... Las obras y la construcción de aparcamientos están acabando con la vegetación.

Un grupo de ciudadanos ya han anunciado en el blog www.salvandoarboles.bolgspot.com que recogerán firmas el próximo miércoles contra la desaparición de más ejemplares.

«Ya no queda ni una sola sombra natural y ahora el Salón también está amenazado», advierte García. Las rotondas se rellenan de flores frágiles que no aportan ningún frescor al ambiente y que deben replantarse semana tras semana, se queja.

En el centro hay maceteros que adornan las calles, toldos que dan sombra y las fuentes gozan de césped a su alrededor. Sin embargo, la única vegetación que aún no ha sido amenazada es la de carrera de la Virgen. Hasta el Campo del Príncipe ya ha sido reformado sobre plano.

El Realejo, el área del Hospital Real, la plaza de San Isidro, la Hípica, la Bomba e incluso el paseo de los Tristes ya han sucumbido a las máquinas excavadoras. «Y es que Granada se va a convertir en la leyenda de la ciudad sin sombra», apostilla Jesús García.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento