Isabel e Ismael
Isabel Altamirano, junto a su hijo, Ismael Benito, detenido el día del huelga general. I. A.

Ismael, Daniel y Javier han estado 37 días en prisión tras los disturbios de la huelga general del 29-M en Barcelona. Este viernes, horas después de que acabase sin incidentes la reunión del Banco Central Europeo, el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña ha informado de que el juzgado de instrucción número 18 decretaba la libertad provisional bajo fianza para estos tres estudiantes. Sin embargo, pocos minutos después anunciaba que la Audiencia Provincial admitía el recurso presentado por sus familias y acordaba la libertad provisional sin fianza, invalidando así el auto judicial anterior.

La jueza Carmen García había acordado una fianza de 3.000 euros para Javier Tadeo O.V. y de 6.000 euros para Ismael Benito y Daniel Ayysah respectivamente. Además, como medida cautelar, los tres jóvenes debían presentarse ante los juzgados los días 1 y 15 de cada mes.

Son estudiantes con escasos  recursos económicos que les permitan refugiarseA Ismael y Daniel les imputan delitos de atentados, desordenes públicos,  resistencia, daños, lesiones, seguridad vial y tenencia de elementos inflamable y explosivos. El motivo para concederles la libertad era que "ambos jóvenes son nacionales, con familia en España, estudiantes con escasos  recursos económicos que les permitan refugiarse y emprender una nueva vida en otro país", aseguraba la jueza, refiriéndose así al riesgo de fuga de los acusados.

En el caso de Javier, imputado por desordenes públicos, resistencia, daños y seguridad vial, la puesta en libertad se basaba en que "los ingresos derivados de su actividad laboral no parecen elevados, de lo que cabe minimizar las posibilidades de refugiarse y emprender una nueva vida en otro país", señalaba Carmen García, antes de conocerse la resolución de la Audiencia, que les prohíbe asistir a manifestaciones o reuniones reivindicativas en la calle dada la "singularidad" de los hechos imputados.

Sólo quiero darle un gran abrazo a mi hijo y estar con él "Siento muchísima alegría. Me está temblando todo el cuerpo. Sólo quiero darle un gran abrazo a mi hijo y estar con él", ha asegurado este viernes a 20minutos.es Isabel Altamirano, la madre de Ismael. El jueves por la noche su abogado les avisó de que debían acudir a la Ciudad de la Justicia la mañana del viernes. "Cuando lo recojamos, nos lo llevaremos a casa y estaremos allí todo el fin de semana. Quiero volver a la vida normal, cenar y estar tranquilos. Llevamos treinta y pico días de pesadilla y ha sido una tortura psicológica", cuenta Isabel, muy emocionada.

Su marido lleva toda la mañana en los juzgados y ya ha ingresado la fianza de 6.000 euros que había impuesto la jueza. "Me acaba de llamar y me ha contado que la Audiencia ha decretado libertad sin fianza. Así que ahora habrá que volver a hacer papeleo y reclamar el dinero", explica.

Cuando lo recojamos, nos lo llevaremos a casa y estaremos allí todo el fin de semanaLos tres jóvenes llevaban un mes en la cárcel, pese a la falta de antecedentes y las cartas de apoyo de profesores, decanos y hasta el rector de la UB. La jueza mantuvo la orden de prisión provisional tras el primer recurso presentado por los abogados de las familias. También habían recurrido a la Audiencia Provincial de Barcelona, que debía pronunciarse este semana, como al final ha hecho.

El día de la huelga general en Barcelona la violencia de algunos manifestantes dejó a su paso escaparates rotos, contenedores quemados y hasta una cafetería incendiada.

De los 88 detenidos por los disturbios —79 el día de la huelga, seis el 19 de abril y tres sindicalistas la semana pasada— sólo cuatro estaban en prisión preventiva—. Se trataba de Isamel, Daniel y Javier, además de la secretaria de organización de la CGT en Barcelona, Laura Gómez, acusada de haber hecho una hoguera frente a la Bolsa de Barcelona. El resto, incluidos los acusados de quemar la cafetería Starbucks, están en libertad bajo fianza.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.