Comunidad Valenciana

Hay ‘pubs’ sin pasar el test de ruido porque faltan inspectores

Sólo 5 empresas hacen auditorías en la Comunitat. El plazo para pasarlas acabó en 2005. El fallo más común, mal aislamiento.
Los más de 35.000 establecimientos de hostelería (bares, pubs, restaurantes...) que hay en la Comunitat están obligados a hacer una auditoría acústica de su local (una especie de informe sobre su aislamiento acústico y sus niveles sonoros), según marca el decreto 266/2004.El plazo para pasar esta inspección del ruido acabó en diciembre de 2005, pero aún quedan muchos locales por pasarla. La razón es que en la Comunitat sólo hay cinco empresas acreditadas para hacer estas auditorías y no dan abasto.

Por poner un ejemplo, la empresa Marsan tiene a unos 100 locales en lista de espera. Según explican desde la Federación de Hostelería, «hemos pedido que prioricen a las zonas con más aglomeración de gente, como Juan Llorens». De hecho, en los últimos 15 días la han pasado ocho pubs y dos discotecas de la zona Woody.

Está en juego la licencia

Este informe no sólo es necesario como garantía de que el local no genera ningún impacto acústico, sino que es imprescindible para que obtenga o no pierda su licencia ambiental, es decir, aseguran desde la Federación, «sin la auditoría, un establecimiento no puede funcionar».

De momento, y debido a la falta de medios, basta con que los locales hayan pedido una auditoría para librarse de posibles responsabilidades, apuntan.

Según dice un técnico de Marsan, Francisco Piñero, «entre un 15 y un 20% de los locales analizados no han pasado la primera auditoría».

Piñero explica que los problemas más comunes suelen ser el bajo aislamiento de la fachada o de los tabiques que los separan de los edificios colindantes, por lo que transmiten ruido.

Dinos

... si hay ruido en tu barrio

Cuéntanoslo en...

E-mail: nosevendealicante@20minutos.es

Correo: Colón, 21, entresuelo izqd.

O en www.20minutos.es

Las claves de una auditoría acústica

¿Quién debe hacerla?: Bares, restaurantes, pubs... En general, todos los establecimientos con actividad industrial, como talleres mecánicos, tiendas de ropa...

¿En qué consiste?: Un técnico comprueba el aislamiento acústico entre los locales y los edificios colindantes. También estudia el aislamiento de la fachada. Se identifican los focos de ruido y se hacen mediciones a distintas horas.

¿Cuánto cuesta?: Un local de 100 m2, unos 900 euros.

¿Qué se hace con el informe?: El técnico remite un informe de los resultados al dueño del local, que lo incorpora al libro de control que deberá estar a disposición de las administraciones competentes. Si fuera desfavorable, se manda copia al Ayuntamiento. Entonces, es el técnico municipal el que decide las medidas correctoras.

¿Cuándo hay que hacerlo?: Al inicio o puesta en marcha de la actividad, y cada cinco años.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento