Los periodistas salen a la calle para denunciar las presiones, su precariedad y reivindicar su labor

  • Alrededor de 50 ciudades han albergado concentraciones bajo el lema "Sin periodistas, no hay periodismo. Sin periodismo no hay democracia"
  • La Federación de Asociaciones de Periodistas de España ha denunciado en Bruselas la "grave crisis" del sector periodístico español.
  • Este jueves se celebra el Día Mundial de la Libertad de Prensa. Desde 2008, 6.234 periodistas han perdido su empleo.
Unos trescientos periodistas (algunos en la imagen) se han echado este jueves a la calle en Valladolid.
Unos trescientos periodistas (algunos en la imagen) se han echado este jueves a la calle en Valladolid.
ELÍAS MORATE / EFE

Periodistas de toda España se han unido este jueves, Día Mundial de la Libertad de Prensa, para defender el ejercicio de su oficio "libre de presiones y servidumbres" y en favor de la dignidad en la profesión.

Alrededor de 50 ciudades han albergado en esta jornada diversas concentraciones de periodistas bajo el lema "Sin periodistas, no hay periodismo. Sin periodismo no hay democracia", en las que han denunciado la grave crisis que vive la profesión con una perdida de 6.000 empleos en los últimos cuatro años y el cierre de decenas de medios.

Se ha leído un manifiesto consensuado entre las organizaciones profesionales en el que han rechazado el papel del periodista como mero distribuidor de información, elaborada por los poderes políticos, económicos, culturales o deportivos. Además, se ha aprovechado para reiterar su oposición a las ruedas de prensa sin preguntas y a las estrategias que persiguen "negar explicaciones a los ciudadanos".

Las asociaciones profesionales y sindicales han apelado, entre otras cosas, al deber de los periodistas de elaborar informaciones "veraces, rigurosas, contrastadas y contextualizadas" y al papel que deben desempeñar como garantes del derecho constitucional de los ciudadanos a una información veraz.

Inmersas muchas empresas del sector en una profunda crisis, los profesionales han demandado una retribución digna por su trabajo, y han criticado además que los puestos de trabajo estructurales sean ocupados por "becarios", así como la desaparición en las redacciones de los periodistas más experimentados, a los que se reemplaza con contratos de salarios "indignos".

Los periodistas han aprovechado para pedir que se ponga remedio a la destrucción masiva de puestos de trabajo en los medios de comunicación que están aplicando los editores, y para rechazar el intrusismo que existe en la profesión. El manifiesto, a su vez, lamenta los "contratos leoninos en los que se exige la cesión total de derechos de autor" y la "aprobación por parte de las instituciones de instrucciones y normas que cercenan la libertad de expresión".

Protestas en toda España

En Madrid, numerosos periodistas conocidos, como José María García, Pepa Bueno, Iñaki Gabilondo, Hermann Tertsch, Raúl del Pozo, o el director de los servicios informativos de TVE, Fran Llorente, entre otros, han acudido a la concentración. La concentración también ha contado con la presidenta de la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE), Elsa González, y la de la Asociación de la Prensa de Madrid (APM), Carmen del Riego.

En Valencia unos 200 periodistas se han reunido en la Plaza del Patriarca de Valencia convocados por la Unió de Periodistes Valencians. Su presidente, Joaquim Clemente, ha explicado que, desde que comenzó la crisis, en la Comunitat Valenciana unos 500 o 600 periodistas han perdido su empleo, una cifra que se puede quedar "muy corta".

Unos trescientos periodistas se han echado a la calle en Valladolid, arropados por colectivos sociales, partidos y sindicatos. El presidente de la Asociación de la Prensa de Valladolid, José Jesús Arroyo, se ha referido a las contrataciones precarias y a una "estabilidad laboral que no existe".

En Extremadura, más de 300 periodistas se han concentrado en Cáceres, Mérida, Badajoz y Almendralejo, acto tras el cual se ha presentado el Colectivo de Profesionales de los Medios de Comunicación de Extremadura (PMCE), que reúne a 70 trabajadores y nace como consecuencia de los "últimos acontecimientos" que se han producido en la región dentro del panorama audiovisual.

Cerca de 300 personas se han concentrado en la Plaza de la Escandalera de Oviedo presididos por una pancarta con la leyenda: "Por la libertad de expresión contra la precariedad laboral y los despidos masivos". A su vez, un centenar de periodistas tinerfeños se ha concentrado para alertar sobre los efectos de la destrucción de empleo, la precariedad laboral y la desaparición de medios de comunicación en la libertad de expresión.

Sangría de empleo

Así, el observatorio de la FAPE ha podido documentar desde noviembre de 2008 un total de 6.234 puestos de trabajo destruidos, 57 medios de comunicación cerrados y 23 Expedientes de Regulación de Empleo (ERE) realizados. Además, esta destrucción de empleo ha ido aumentando de intensidad, de tal modo que sólo en el primer trimestre del año se han destruido 1.309 empleos.

"La pluralidad y la libertad se resienten con cada cierre", insistió la presidenta de la FAPE, quien destacó que la situación es especialmente negativa en España. Así, aunque reconoció que la situación de los periodistas "es mala en todo occidente" -debido a la irrupción de las nuevas tecnologías que han cambiado el sector-, subrayó que "la situación de paro" en España "no es comparable a la de ningún país europeo".

Esta situación se agrava por el elevado número de licenciados que cada año salen de las universidades. Así, cada año se licencian unos 3.000 periodistas, mientras que de manera natural -por jubilaciones, creaciones de puesto de trabajo, etc- sólo se colocan alrededor de 500, según las cifras que maneja la FAPE.

Denuncian en Bruselas la situación de la profesión

La Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE) ha denunciado en Bruselas la "grave crisis" del sector periodístico español y las "restricciones a la libertad de prensa" que se dan en el país. La organización hizo un llamamiento a los poderes públicos y la sociedad para que "defiendan y promuevan la libertad de prensa, como garantía imprescindible de la democracia".

Aproximadamente dos decenas de personas se congregaron frente al Centro Internacional de Prensa de Bruselas bajo el lema "Sin Periodistas no hay periodismo. Sin periodismo no hay democracia". A la convocatoria de la FAPE se sumaron, entre otros, el secretario general de la Federación de Sindicatos de Periodistas (FeSP), Dardo Gómez, y el consejero del Comité Ejecutivo de la Federación Internacional de Periodistas (FIP) Paco Audije.

En un manifiesto leído por el miembro del Comité Ejecutivo de la FAPE Luis Menéndez, la organización denunció "restricciones a la libertad de prensa como la existencia de contratos de trabajo leoninos y las ofertas de empleo indignas" o la "negativa de los gobernantes a asumir públicamente las explicaciones ante los ciudadanos".

Menéndez subrayó la "devastación de la profesión" periodística que se vive en España y Gómez denunció el uso de la crisis económica como una "excusa" para la "degradación" del periodismo y expresó su preocupación por el futuro de los medios públicos en España tras las últimas decisiones del Gobierno sobre TVE.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento