Los familiares de las víctimas del incendio de Guadalajara se marchan del funeral antes de su comienzo

Las claves:
  • Se enojaron porque varios bancos habían sido reservados para las autoridades políticas.
  • Han pedido la dimisión de Barreda y Zapatero.
  • Denuncian el silencio de la administración y exigen que se aclare lo ocurrido.
Familiares y amigos de los 11 fallecidos en el incendio de Guadalajara del verano pasado, homenajearon el domingo a las víctimas con una misa funeral. (Pepe Zamora / Efe)
Familiares y amigos de los 11 fallecidos en el incendio de Guadalajara del verano pasado, homenajearon el domingo a las víctimas con una misa funeral. (Pepe Zamora / Efe)
Pepe Zamora / Efe

Los familiares de nueve de las once víctimas del incendio de Guadalajara abandonaron el lunes la iglesia del Fuerte de San Francisco, donde se celebraba el funeral del primer aniversario de la muerte de los once agentes forestales, al comprobar que se habían reservado varios bancos para que se sentaran autoridades políticas.

En el interior de la iglesia se encontraban ya el vicepresidente primero de la Junta de Castilla-La Mancha, Fernando Lamata, el delegado de la Junta en Guadalajara, Angel Padrino, y el alcalde de la ciudad, el socialista Jesús Alique.

Las razones que dieron las familias para abandonar la iglesia es que las condiciones que ellos habían puesto pasaban por un funeral "sin protocolos" y "abierto a todo el mundo" porque no deseaban que este acto hubiera cualquier vinculación política.

Mientras los familiares salían por la puerta principal del Fuerte de San Francisco, entraba el presidente nacional del PP, Mariano Rajoy, acompañado por la presidenta regional del partido, María Dolores de Cospedal y del presidente en Guadalajara, Antonio Román.

A las puertas de la iglesia, con gritos, se quejaron de que a algunos familiares no se les ha permitido sentarse en esos bancos al estar reservados para el protocolo.

Cientos de personas aguardaban en las puertas de la iglesia a que finalizara el funeral.

Encierro en la Delegación de Medio Ambiente

Poco antes, cuatro familiares de los fallecidos se habían encerrado en la Delegación Provincial de Medio Ambiente con intención de seguir allí hasta las 19:30 horas.

No quieren que se olvide lo ocurrido y pedían que se esclareciera la verdad y que se depuraran responsabilidades políticas, además de reclamar la dimisión del presidente de la Junta, José María Barreda.

El juicio continúa

Mientras, en el Juzgado de Sigüenza continúa con la fase de instrucción de las diligencias previas (4.500 folios).

En las diligencias previas constan hasta siete inculpados, seis de los excursionistas que participaron en la barbacoa que al parecer originó el fuego y el guardia de la Cueva de Casares, 16 acusaciones particulares y tres partes perjudicadas, según algunos documentos del proceso.

Entre las acusaciones particulares, además de las correspondientes a nueve de las once familias de los fallecidos y el propio superviviente del retén, Jesús Abad, se encuentran personadas en tal concepto la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, el Ayuntamiento de Ablanque, los sindicatos CCOO y UGT y el Partido Popular.

Siguiente fase

Por tanto, decenas de declaraciones de testigos y perjudicados, así como cientos de folios de documentos aportados por las diferentes instituciones implicadas en el servicio de extinción de incendios de Castilla La Mancha -Junta, Diputación Provincial y Ministerio de Medio Ambiente- son ahora objeto de investigación para pasar a la siguiente fase judicial, la apertura de juicio oral.

De momento, del examen de las actuaciones, los delitos por los que podrían responder alguno o todos los inculpados van desde el de "homicidio imprudente", penado hasta con cuatro años de cárcel; "incendio", con hasta cinco años, y lesiones, que dependería de la calificación de las mismas.

Así consta en una resolución dictada por la Audiencia Provincial de Guadalajara que anula la decisión de la juez de Sigüenza de sobreseer la causa contra uno de los excursionistas, pues según el tribunal provincial, esos son los delitos por los que hay que seguir investigando a todos ellos.

Los familiares de las víctimas han tratado también de que la titular del Juzgado impute a los responsables de la Administración regional encargados de las tareas de coordinación y extinción del incendio, si bien la juez aún no ha determinado ninguna resolución sobre esta petición, según fuentes jurídicas.

Misa funeral

La ermita de San Mamés del pequeño municipio de Mazarete, uno de los afectados por el incendio de Guadalajara del verano pasado, homenajeó el domingo a los once fallecidos con una misa funeral, a la que acudieron unas 150 personas, y una ofrenda en el monumento erigido en su memoria.

Como ya hicieron el sábado en Cogolludo, de donde era el retén malogrado, uno de los familiares leyó un manifiesto en el que mostraban su dolor por la ausencia de sus seres queridos, así como las "incomprensiones y sinrazones" que han tenido que soportar en este último año.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento