Mueren cerca de 30 personas en el Líbano, entre ellas nueve niños, mientras centenares tratan de salir del país

Las claves:
  • Dos ataques israelíes acabaron el sábado con la vida de 28 personas, nueve de ellas niños.
  • Cientos de personas tratan de salir del país.
  • El país está semidestruido.
  • Un marine israelí ha muerto y tres han desaparecido en la costa de Beirut.

Un niño libanés muerto por un ataque israelí (AP)
Un niño libanés muerto por un ataque israelí (AP)
AP

Dos ataques de la aviación israelí sobre Líbano acabaron este sábado con la vida de unas 28 personas, entre las que habría, al menos, nueve niños, según aseguran fuentes policiales y la televisión local.

Quince muertos en el sur

El primero de los ataques, y el más mortífero, se produjo cerca de la localidad sureña libanesa de Shamad al Bayada.Varios proyectiles israelíes impactaron contra dos vehículos ocupados por ciudadanos de esta localidad cuando, precisamente, trataban de escapar de la región.

Fuentes policiales explicaron que las quince personas que viajaban en los dos coches quedaron completamente "carbonizadas".

Nueve de los fallecidos eran niños de corta edad.

Otros doce fallecidos en Beirut

Otro ataque  de la aviación israelí fue dirigido contra los barrios del sur de Beirut, de mayoría chií y feudo del grupo Hezbolá.

Los bombardeos, que comenzaron a las 17.00 hora local (15.00, hora española), alcanzaron a doce personas.

No fue el único ataque de la jornada contra el sur de la capital libanesa. Por la mañana este área fue bombardeada durante cerca de una hora y media sin que se conozca, por el momento, si dicho ataque causó víctimas.

Durante la tarde hubo también ataques contra Aitrum y Kaba Sbeir, en la región sureña de Tiro, así como en Sefa y Kafr Suba, en la frontera entre Israel, Líbano y Siria, donde al menos cuatro personas han resultado heridas.

Comienza la huida sin salida a Siria

Los cazabombarderos israelíes también atacaron por primera vez las cercanías de la ciudad norteña de Trípoli, la segunda en importancia y el paso fronterizo de Masnaa, entre Siria y el Líbano, dejándolo inutilizable.

Además, al menos una persona murió al ser alcanzado su vehículo por uno de los proyectiles, que dejó un enorme cráter en la carretera.

Mientras, cientos de personas, la mayoría turistas árabes, intentaban salir el sábado del país y se agolpaban en el destrozado paso de Masnaa.

Este paso, ahora fuera de servicio, era el principal que unía los dos países después de que la carretera internacional Damasco-Beirut quedara también inutilizable por los bombardeos del viernes .

El bloqueo se agudizó en las últimas horas después de que Israel bombardeara, además, los puertos libaneses de Trípoli y Beirut, con lo que se dificulta la salida del país por mar.

La artillería israelí sigue castigando el norte y sur del país.

Tres marines israelíes desaparecidos y uno muerto

Hezbolá, por su parte, continuó el sábado con el lanzamiento de cohetes contra Israel.

Cuatro soldados de la Marina israelí desaparecieron después de que un avión no tripulado y cargado de explosivos, lanzado por Hezbolá, alcanzara esa madrugada su barco frente a las costas de Beirut.

Medios de comunicación israelíes indicaron que el ataque al barco de guerra israelí, estacionado a unos 16 kilómetros de la costa libanesa y con 80 soldados a bordo, provocó un incendio y sufrió severos daños materiales.

El barco, cuyo cometido era disparar desde el mar objetivos palestinos, ha sido remolcado por el Ejército Israelí.

La radio israelí indicó que ese proyectil es de un tipo de los que suele producir Irán con tecnología china, información sobre la que no ha querido pronunciarse hasta ahora el Ejército israelí.

También Hezbolá continuó por la mañana los ataques con cohetes Katiusha contra distintas localidades del norte de Israel, después de que una mujer y su nieto de cinco años perdieran la vida el viernes en un ataque con este tipo de proyectiles en una aldea próxima a la ciudad de Safed.

Desde primeras horas de la mañana decenas de cohetes fueron disparados por la milicia libanesa contra las ciudades de Naharía, Safed, Moshav Merón y en zonas abiertas de los Altos del Golán, aunque sin causar heridos.

 Hezbolá, sin la autorización del Gobierno

En las filas árabes, durante la reunión urgente de la Liga Árabe esta mañana en El Cairo afloraron las divergencias sobre el que Hezbolá actúe sin consultar con el gobierno libanés.

Egipto, Arabia Saudí, Jordania, Kuwait y los Emiratos Arabes Unidos expresaron su malestar por la decisión unilateral de Hezbolá frente a Siria, el Líbano, Argelia y Yemen que definen como "resistencia legítima" las acciones del grupo chií.

Según las filtraciones, el comunicado final puede emitir una condena a los ataques de Israel y un llamamiento a Hezbolá para que coordine sus acciones con el gobierno libanés.

La ONU evita pronunciarse

Mientras, el Consejo de Seguridad de la ONU evita tomar medidas sobre la crisis y sólo logró consensuar el envío a la zona de una misión , encabezada por el asesor especial de la ONU Vijay Nambiar, para presionar en la liberación de los dos soldados israelíes capturados por Hezbolá y lograr un alto el fuego.

El presidente de EEUU, George W. Bush, afirmó hoy en la ciudad rusa de San Petesburgo, donde asistirá al encuentro del G8 que la mejor manera para poner fin a la actual crisis en Oriente Medio es que "Hezbolá deponga las armas" e hizo un llamamiento a Siria para que presione a esa milicia.

Por su parte, el presidente ruso, Vladimir Putin,manifestó el sábado que tiene la sensación de que "Israel persigue otros objetivos más amplios que la liberación de sus soldados capturados en el Líbano y Gaza.

El presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, pidió a Israel "el cese de las hostilidades"  y reiteró que la lucha contra el terrorismo no puede conllevar la muerte de personas inocentes.

Líbano pide el alto el fuego

El primer ministro libanés, Fuad Siniora, reclamó el sábado un inmediato alto elfuego bajo el patrocinio de la ONU, y que la comunidad internacional ayude al Líbano a extender su soberanía al sur del país, controlado por la guerrilla de Hezbolá.

Además, pidió recursos para la reconstrucción del país, el cual se encuentra semidestruido por los bombardeos israelíes.

Las condiciones de Olmert

El primer ministro israelí, Ehud Olmert, ha puesto tres condiciones para que acaben los ataques israelíes sobre Líbano.

La primera de ellas es que Hezbolá devuelva los dos soldados secuestrados y la segunda, que cese el lanzamiento de cohetes contra poblaciones del norte de Israel.

Por último, exige la aplicación de la resolución 1559 de la ONU que insta al desarme de Hezbolá y al despliegue de las fuerzas regulares libanesas en la frontera con Israel.

En lo que respecta a las reacciones internacionales, el Vaticano afirmó que "deplora" el ataque de Israel sobre el Líbano , pero lo enmarca dentro del derecho de todos los Estados a defenderse.

Israel: dos frentes abiertos

30 años de ofensivas

Vídeos

La semilla del odio

Mostrar comentarios

Códigos Descuento