Un Van Gogh en el puerto

Los chicos de Amaia Montero celebran el centenario del Real Club Náutico con un concierto en el que presentarán las canciones de ‘Guapa’, cuarto disco de su carrera.
El grupo donostiarra de Amaia Montero, a la derecha, se ha convertido en líder de ventas con sus cuatro primeros discos.
El grupo donostiarra de Amaia Montero, a la derecha, se ha convertido en líder de ventas con sus cuatro primeros discos.
Han tenido una trayectoria meteórica. Pasaron de ser un grupito más en la hornada de finales de los noventa a convertirse en uno de los grandes superventas del mercado español. Y con Guapa, que incluye doce canciones nuevas y sirve para celebrar sus primeros diez años en la música, se consolidan como líderes.La banda comenzó su andadura en 1996 como un grupo de amigos que se divertían tocando canciones de sus grupos favoritos en San Sebastián, su ciudad de origen. Un buen día, la compañía Epic/Sony Music se fijó en ellos y los metió en el estudio a grabar su primer LP, Dile al sol, que se editó en 1998 y con el que cosecharon varios premios.

En el año 2000 llegó su segundo disco, El viaje de Copperpot, y en 2003, Lo que te conté mientras te hacías la dormida. Desde sus comienzos, La Oreja de Van Gogh ha conseguido un total de ocho premios. Ganó dos Ondas, uno al mejor artista revelación y otro al mejor álbum del año; y dos Premios de la Música, siempre en las mismas categorías.

El grupo de Amaia Montero ha conseguido también dos premios Amigo, uno al mejor álbum y otro al mejor grupo español; el MTV Music Award al mejor artista español, y el premio MTV latino al mejor grupo. Además, tanto el grupo al completo como algunos de sus componentes por separado han participado en los álbumes y trabajos de otras bandas del panorama nacional.

* Muelle de transatlánticos. Mañana, a las 23 horas. Entrada: 25 euros para el público en general, en la taquilla virtual de Caixanova, y 18 euros para los socios del Náutico, en la sede social del club.

Y el próximo... Joaquín Sabina

El Real Club Náutico de Vigo cumple cien años, y para celebrarlo no se ha conformado con la presencia de La Oreja de Van Gogh. El mismo escenario recibirá el próximo viernes al veterano Joaquín Sabina.

Más leña, imposible. La gira de Joaquín Sabina viene caldeada. Hará escala en el muelle de transatlánticos el próximo viernes y se llama Carretera y top manta. Tiene gracia, pero a Ramoncín no le ha hecho ni pizca. Al contrario, se le antoja una “repugnante” invitación a la piratería. Pero la música de Sabina está al margen de los cuadriláteros verbales. Lo suyo es presentar Alivio de luto, su último disco. El de Úbeda recupera el espíritu del rock and roll con un nuevo espectáculo en el que se mezclan las guitarras eléctricas con la base acústica de una rotunda batería, todo sobre la escenografía ideada por José Navarro. Y todo, en Vigo, para conmemorar el primer centenario del Real Club Náutico, una fiesta a la que se han sumado el Puerto, el Concello y Caixanova.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento