cerveza
Un par de cañas al día, ideal para la salud. (ARCHIVO)
El consumo "moderado" de cerveza podría disminuir uno de los factores de riesgo de la enfermedad del alzheimer gracias a su alto contenido en silicio, según un estudio de la Facultad de Farmacia de la Universidad de Alcalá de Henares.

Las conclusiones presentadas por sus responsables, las doctoras del departamento de Nutrición, Bromatología y Toxicología María José González e Isabel Meseguer, establece que el silicio "parece interaccionar con el aluminio, un metal neurotóxico que se relaciona con la demencia y otras enfermedades neurodegenerativas".

 

El estudio recomienda consumir dos cañas al día

 

Según este trabajo de investigación, aplicado en animales de experimentación, el consumo diario de "dos cañas de cerveza de doscientos miligramos" aporta un 50% de la ingesta mínima recomendada de silicio, componente que también se encuentra en otros alimentos como el café, el agua, los plátanos, las judías verdes o las espinacas.

Las doctoras aseguran que la incorporación del silicio a la dieta permite reducir la presencia de aluminio en sangre y el tejido cerebral al limitar la absorción de este metal en las comidas, por lo que "el aporte moderado de cerveza podría ser tenido en cuenta como posible factor protector".

Añaden que las conclusiones del informe "reafirman la reciente inclusión de esta bebida en la pirámide nutricional de la Sociedad Española de Nutrición".